Inicio»Carmen»Se quema la residencia de Luis Pérez

Se quema la residencia de Luis Pérez

0
Compartidos
Google+

Mientras que el dirigente de la Sección 42, Luis Gerardo Pérez Sánchez, permanece resguardado en sus lujosas oficinas, un extraño incendio devoró la mayor parte del segundo nivel de su mansión ubicada en el Residencial “El Dorado”.

Aunque no existe parte oficial, personal de bomberos opinó que se trató de un cortocircuito, lo que provocó el fuego y humo que destiló toda la segunda planta de la lujosa casa.

Aunque el cuerpo de socorristas y Protección Civil trataban de sofocar el siniestro, pero el agua se terminó, el hermano de Pérez Sánchez y algunos trabajadores de la Sección 42, con cubetas buscaban sofocarlo.

La residencia valuada en más de 1.5 millones de pesos, empezó a arder ayer a las dos de la tarde, cuando su dueño permanecía a la expectativa de quienes más se inscriben para “relevarlo” en el cargo que ostenta.

Según algunos testigos, un cortocircuito en un clima, provocó que empezó el fuego al menos en dos habitaciones de la segunda planta, consumiendo todo a su pasó, pero en cuestión de minutos arribaron agentes de las Policía Estatal Preventiva y Municipal, así como Protección Civil.

Los elementos de la dependencia comenzaron a sofocar las llamas, pero no lograron controlar la situación, debido a que el líquido se gastó. Por lo que  vecinos y ayudantes de Pérez Sánchez usaran cubetas, para tratar de apagar el incendio.

Minutos más tarde, a la llegada de bomberos tácticos, de inmediato lanzaron líneas y comenzaron a sofocar lo que quedaba aún prendido y posteriormente ventilar el lugar hasta lograr controlar la situación.

Durante el siniestro no se registraron personas lesionadas, ya que los ocupantes del lugar lograron salir a tiempo.

Algunos que se acercaron a la residencia de Luis Gerardo, en voz baja, comentaron que es muy extraño que siendo la temporada de elecciones dentro del sindicato que dirige, de pronto aparece este incendio.

Al lugar siniestrado no apareció Luis Gerardo, y fue su aparente hermano quien estaba a cargo del lugar, y cualquier persona que sacara un celular era increpado, porque se supone a ese lugar privado no ingresa nadie que no viva en el residencial. Algunos reporteros se colaron durante el incendio y evidenciaron el caso.

Noticia anterior

Prevalece el hermetismo en Sección 42

Siguiente noticia

Muere al derrapar en moto