Tribuna Campeche

Diario Independiente

Ordena Pozos el cobro de cuotas

Da click para más información

Por órdenes del secretario estatal de Educación, Raúl Aarón Pozos Lanz, padres de familia de la Escuela Secundaria General número 5 tienen que pagar cuota de 400 pesos para el restablecimiento de las instalaciones, de lo contrario, no serán reanudadas las clases presenciales.

Denunciaron lo anterior un grupo de paterfamilias, luego de reunirse con la encargada de la escuela tras la jubilación de la directora Margarita Fernández Martínez, quien les anunció que la Seduc no se hará cargo de la reparación de daños en la institución.

Joaquín Shields Martínez, Ramón Trejo Oliverio, Guadalupe Hernández Pérez y Martha Cárdenas Altamira, entre otros inconformes, relataron que fueron citados en el plantel, para anunciarles que la cuota la pueden pagar en abonos chiquitos, de lo contrario, la escuela continuaría con muchas carencias.

“Exigimos a Pozos Lanz que recapacite. Cuando nos exigieron la cuota sólo bajamos la cabeza, porque protestar es ponernos la soga al cuello con los profesores”.

“Ante la ola de atracos y daños a la escuela, ahora debemos hacernos cargo de muchos gastos, si queremos que nuestros hijos estén cómodos, porque la Seduc y el secretario Pozos se lavan las manos”, criticaron.

Al señor Pozos —continuaron—, se le hace fácil ordenar a los supervisores que nos pidan cuotas pese a que enfrentamos dificultades económicas. Total, a distancia, desde su escritorio manda, y ahora falta que le hagamos caso a la forma autoritaria que emplea.

Es fácil para este funcionario estatal echar culpas y compromisos, y ahora que la escuela necesitas mejoras, ni el Instituto de la Infraestructura Física Educativa del Estado de Campeche (Inifeec) muestra interés en incluir a la Secundaria General 5.

La persona a cargo de la secundaria, pues la titular se retiró, informó que Pozos Lanz “no soltará mayores recursos por estar en plena austeridad, ante lo cual los padres deben asumir el costo de la rehabilitación, lo que nos parece injusto”, coincidieron Joaquín Shields y Ramón Trejo.

El discurso de Pozos Lanz contrasta con la responsabilidad que tiene con la educación del Estado, pues nos quiere cargar la mano cuando el abandono de la escuela desde el inicio de la pandemia, no es culpa nuestra, alegaron.

Hablamos de una matrícula superior a los 500 alumnos, que si multiplicas por los 400 pesos de la cuota arroja más de 200 mil pesos, los cuales manejará la encargada del plantel al no existir sociedad de padres de familia independiente, expresaron con preocupación Guadalupe Hernández y Martha Cárdenas.

“Cuando estaba a cargo la maestra Margarita Fernández, podíamos sortear dificultades, pero ahora que quedó acéfalo su cargo, parece que no pueden con el paquete y nos pasan los problemas”.

La escuela se ubica en medio de las Villas de San José, Santa Ana, Santa Ágata, Renovación, Santa Isabel, Reforma, Villas Universitarias y otros fraccionamientos, por eso genera una enorme cantidad de alumnos distribuidos en dos turnos.