Tribuna Campeche

Diario Independiente

Arribo de crudo, provocado por los derrames, afirman

Da click para más información

El arribo de crudo a las costas de Carmen no es producto de una chapopotera, sino de los constantes derrames en instalaciones petroleras, aseguró el representante de Red Manglar Internacional, Marco Rodríguez Badillo, al asegurar que ese hidrocarburo es el veneno más grave para el medio ambiente.

Tras la presencia de grumos en la costa norte de la Isla, el ambientalista reprochó que en estos momentos Carmen está en indefensión en la materia, ya que ni es posible presentar denuncia con evidencias a personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), debido al cierre desde hace mucho de oficinas locales.

Ante la común versión de que una “chapopotera natural” es la causa del arribo de grumos, mencionó que esa ha sido la manera fácil de Petróleos Mexicanos de eludir responsabilidad, pues como siempre falsea información cuando no le conviene hablar con la verdad.

“Los derrames ocurren con frecuencia por falta de mantenimiento, inadecuado programa preventivo y corrupción. Aquí lo relevante es que el hidrocarburo es uno de los venenos tóxicos más importantes del planeta, entonces esas bolas de crudo se desintegran poco a poco en el fondo y matan todo lo que esté en área cercana”.

Rodríguez Badillo mencionó que ese chapopote, que ahora unos cuantos trabajadores intentan levantar de la costa, tienen impacto severo en el ecosistema, ya que no sólo es lo que llega a las costas, que afecta a aves y tortugas, sino el verdadero y gravísimo problema ocurre en el fondo del mar.

“Por desgracia nos quitaron las oficinas de la Profepa en Carmen, ni siquiera para iniciar acciones respecto al daño ambiental que esto representa, pero todo en aras de ganarse unos centavos que le están poniendo en la madre a la vida del planeta. Así de sordos, tontos y bárbaros somos los humanos”.

Pedimos que quien tiene competencia y la obligación de hacer su trabajo, lo haga, porque la contaminación palpable arrastrará consecuencias en el corto plazo, argumentó el integrante del grupo ecologista  Marea Azul.