Inicio»Carmen»Retiene Abizay quincenas y busca bajar los salarios

Retiene Abizay quincenas y busca bajar los salarios

0
Compartidos
Google+

Mientras el Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes, Municipios e Instituciones Descentralizadas del Estado de Campeche, analiza el supuesto despido de sus agremiados en Nuevo Progreso, en la comunidad de 18 de Marzo, su autoridad Abizay Alejandro Fernández de Lara retiene las quincenas a 12 empleados, a quienes además pretende bajarles el salario.

Denunció lo anterior el secretario general José del Carmen Urueta Moha, al asegurar que está en negociaciones con el Ayuntamiento, para exigir una explicación sobre el comportamiento arbitrario del citado comisario, pues viola leyes en materia laboral.

Y arremetió: “Un problema que en ningún otro momento había tenido que atender, es el que se presenta en la comunidad de 18 de Marzo, donde 12 agremiados reportaron la actitud ilegal del comisario, quien les advirtió que no les pagará la quincena si no aceptan reducción del salario”.

Estos compañeros —explicó—, ni siquiera tienen salario mínimo completo, y el comisario pretende reducirlo. No es sueldo, es un apoyo que les da prácticamente por sus jornadas laborales, y ahora condiciona el pago de la quincena con la aceptación del ajuste a la baja.

En pláticas —reveló Urueta Moha— el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus me aseguró que cada comisario es libre de disponer del recurso que se les otorga, pero también habrá negociaciones con el munícipe.

“Ni siquiera completó el salario mínimo que por ley debe dar, y ahora quiere reducirlo. La posición del sindicato es no permitir que sean violentados los derechos de los trabajadores, y el alcalde aseguró que no ha dado instrucción de afectar el salario de empleados, menos de los sindicalizados”.

 

DESCARTA

Por otra parte, sobre los dichos de Miguel Ramón Córdova, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de Base del Ayuntamiento, Juntas y Comisarías Municipales del Municipio del Carmen, Campeche, (SUTBAJC), de que en Nuevo Progreso fueron despedidos seis agremiados, Urueta Moha descartó esa versión.

Voy a investigar, pero allá sólo tenemos el caso de la reinstalación de un trabajador que tenía permiso en su plaza.

Sin embargo, no descartamos algún conflicto con esa autoridad que apenas llega al poder, luego de unas complicadas elecciones, añadió.

Noticia anterior

Sacan a los 30 albañiles del predio en el malecón

Siguiente noticia

Bajaron a cinco petroleros