Tribuna Campeche

Diario Independiente

Machetean a El Burro

Da click para más información

A punto de perder sus dos extremidades superiores, una persona identificada como El Burro, quien fue brutalmente macheteado en la colonia San Miguel, donde socorristas lo encontraron bañado en sangre y después lo trasladaron al Hospital General “María del Socorro Quiroga Aguilar”.

Aunque no se sabe quiénes lo agredieron salvajemente, el lesionado tenía unos días de salir de la cárcel, porque fue denunciado por robar pertenencias de los alrededores.

Los hechos ocurrieron ayer alrededor de las 8:50 horas, cuándo vecinos de la calle 36-C por la 17-A solicitaban con urgencia la presencia de una ambulancia y de las autoridades, ya que un sujeto había sido brutalmente atacado a machetazos.

Al sitio arribaron agentes de las policías Estatal Preventiva y Municipal, para que ayuden al lesionado, sin embargo, fueron los socorristas que luego de aplicarle un vendaje en ambas manos lo trasladaron al hospital.

Cabe señalar que según información recabada por vecinos de la zona, ese hombre fue detenido el jueves por robar, cerca de donde lo agarraron a machetazos. Los informantes comentaron que solamente estuvo dos horas retenido y lo dejaron en libertad.

La gente a veces toma la justicia por propias manos, porque de lo contrario seguirán robando en las casas. Sabemos quiénes lo agredieron, pero no diremos nada, para que escarmienten y no sigan robando, susurraron algunos.

Le dieron unos planazos y ahí lo dejaron tirado en el charco de sangre, esa es una señal, porque en realidad le querían cortar las manos para que deje de robar lo ajeno, señaló un vecino que pidió no dar a conocer su nombre.

Los cortes profundos que presentaba en ambas manos, comprometían un 90% sus extremidades, por lo que sería ingresado de urgencia al quirófano para su intervención, según la información de los socorristas.

De los atacantes no se supo nada, por lo que el afectado tendrá que presentar su formal denuncia ante el agente del Ministerio Público. La policía que llegó inició unos rondines, pero no lograron detener a ningún sospechoso.