Inicio»App»Pésimo servicio de transporte sindical

Pésimo servicio de transporte sindical

0
Compartidos
Google+

Mientras la directiva del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la Sección 47 festeja en redes sociales su toma de nota, otros socios le reprochan a la administración de Víctor Colunga y Víctor Kidnie, que todos los días viajan en camiones cerrados con el sistema de climatización roto, de Carmen al Centro de Proceso y Transporte de Gas Atasta.

Soportando temperaturas de 40 grados con sensación térmica de 45, las cuales se sintieron recientemente en la Isla, los trabajadores de Petróleos Mexicanos llegan bañados de sudor tras concluir su recorrido de una hora y 10 minutos.

La empresa de autobuses San Román, contratada por la Sección 47 del sindicato petrolero, es responsable del pésimo servicio, acusaron los obreros, quienes de paso reprocharon el festejo de sus líderes, porque, como siempre, olvidan los reclamos y necesidades de sus representados, se quejaron.

Mientras tanto, tras hacer guardias en las instalaciones petroleras ubicadas en Atasta Pueblo, las cuales concluyen a las 15:00 horas, de nuevo sufren las inclemencias del calor, pues la ventilación del camión “chatarra” no funciona.

Dijeron que la actual directiva compuesta por Víctor Matías Colunga, Víctor Kidnie de la Cruz, Wílliam Zapata Cortés, Carlos Santiago Vicens, Gonzalo Conti Gómez, José Alberto Macías Flores, Francisco Cordero Castillo, Rafael Santiago Linche y Feliciana Gómez Marín, entre otros, festejan que amarraron “hueso” y no les preocupa el sentir de los demás.

También están extrañados, porque la administración “perenne” de Kidnie de la Cruz no cancela el contrato a la empresa San Román, que lleva años dando servicio de pésima calidad, pues sus cuatro unidades presentan fallas mecánicas, asientos rotos, baños inservibles y choferes imprudentes, además de las quejas o reportes.

El servicio no es gratuito, pues de nuestros salarios descuentan cuota de transporte, misma que entra a Tesorería de la Sección 47 del STPRM, donde Jorge Alberto Macías Flores hace lo que quiere.

Para finalizar, reprocharon que el recurso económico que la Subgerencia de Administración de Personal de Petróleos Mexicanos da a esta sección sindical como apoyo del servicio, no está justificado, y lo más probable es que esos recursos terminen en los bolsillos de los tocayos Víctor Colunga y Víctor Kidnie.

Noticia anterior

Se ampara, prima del Presidente

Siguiente noticia

Muere en encontronazo