Inicio»App»Sin pagos empleados del C-5

Sin pagos empleados del C-5

0
Compartidos
Google+

Al menos 15 elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), a cargo de Centro de Comando, Control, Cómputo y Comunicaciones (C-5), se encuentran sin contrato y sin recibir sus pagos correspondientes a la primera quincena de abril; reclamaron la desatención de la titular de esta corporación, la guanajuatense Marcela Bravo Martínez y de la gobernadora Layda Elena Sansores San Román.

Los afectados, quienes omitieron sus nombres por temor a represalias, explicaron que cuando pertenecían al Consejo Estatal de Seguridad Pública (CESP) no tuvieron problemas para llevar a cabo la contratación en tiempo y forma, sin embargo, con el cambio de adscripción a la SSPC, donde manda Marcela Bravo, tienen incertidumbre de sus empleos.

“En estos momentos se nos adeuda la primera quincena de abril, aunque dijeron que será hasta fin de mes cuando se nos pague, pero no sabemos si serán las dos”.

En esta situación se encuentran 15 personas, que se desempeñan en diferentes cargos, que van desde el telefonista hasta el coordinador del C5, el cual está como encargado de despacho.

Amenazas con ser despedidos sin pago en caso de faltar, tampoco reciben prestaciones, son algunas de las anomalías que padecen, denunciaron.

Por enfermedad o lesión, los gastos deben ser cubiertos por el trabajador y si la incapacidad rebasa los 21 días se les da de baja y contratan a otro, pues hace falta personal y se deja de cubrir el total de las cámaras, dijeron.

Piden a la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Marcela Muñoz Martínez, que intervenga para que Juan Echeverría, titular del C5 y del subcentro Carmen, ordene la retribución de manera oportuna a los trabajadores.

Desde el año pasado se dejó de cubrir el mantenimiento a las cámaras de videovigilancia del C-5, así que sólo el 30 por ciento de ellos se encuentran funcionando en óptimas condiciones, revelaron.

Por eso cuando roban, lesionan y ocurren percances en algunos sectores donde existen cámaras de vigilancia, no se aportan los videos a las autoridades, explicaron.

Es lamentable que nuestras condiciones laborales hayan empeorado, cuando debió de ser diferente, ya que entendemos que la información ahora ya no es triangulada sino que es mucho más “ágil”, finalizaron.

Noticia anterior

Asalto en zona residencial

Siguiente noticia

Choque de camionetas deja cinco lesionados