Inicio»App»Intenta la Fgecam que asesinato sea suicidio

Intenta la Fgecam que asesinato sea suicidio

0
Compartidos
Google+

Aún no entrega el cuerpo a los familiares

La Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam) aún no entrega a los familiares el cuerpo de la mujer baleada en la colonia Héctor Pérez Martínez, en su intento por convertir el asesinato en suicidio.

Trascendió en los pasillos de la Vicefiscalía que la dependencia no cuenta con elementos de prueba que lleven a la detención de los presuntos responsables del feminicidio.

Según los vecinos de la zona, las personas que ejecutaron a la mujer no usaron una motocicleta como medio de transporte, sino un carro de color oscuro con vidrios polarizados.

En la casa donde ejecutaron a la fémina, comentaron, a diario desfilan taxistas, presuntamente en busca de dinero a rédito.

Los colombianos, asentados en Carmen, cobran excesivo interés, lo que en ocasiones lleva a las personas a perder parte de su patrimonio y en represalia algunas responden con agresiones mortales, especularon.

De acuerdo con esos ciudadanos que viven en la calle 37 entre 54 y 56, los colombianos practican los préstamos ‘gota a gota’ y eso pudo haber desencadenado el asesinato.

“Si la Fiscalía se diera a la tarea de investigar a fondo, entonces ya supiera quiénes son las personas que están atacando, porque este tipo de agresiones se han estado repitiendo en varios Municipios de Campeche”, dijo un vecino que pidió el anonimato.

Este crimen quedará como uno más de los que ocurre en la Isla, porque los policías ministeriales que llegaron a la escena del crimen estaban como si fuera un día de campo, ya que sólo paseaban por las casas y disfrutaban de algunas botanas y refrescos, dijo otro vecino que pidió ser identificado como José.

Supuestamente cobran pocos intereses, pero en una semana las personas ya deben el doble y en dos semanas el triple, algo imposible de pagar. La Fiscalía lo sabe, pero no actúa, porque quizá tienen algún interés con ese grupo radicado en Carmen, añadió.

Causa zozobra que ese feminicidio ocurriera a plena luz del día en el primer cuadro de la ciudad, pues nos pone en riesgo, porque nuestros familiares caminan cerca, sin contar que a diario se reúnen en esa zona los feligreses de Testigos de Jehová, señalaron.

Noticia anterior

Ayudaron papás en el atraso educativo

Siguiente noticia

Cuerpos de seguridad, inoperantes