Tribuna Campeche

Diario Independiente

Condenan violencia catolicismo y MOCI

Da click para más información

Estrategia de seguridad no la ataca de raíz

Mientras la Iglesia Católica local condenó la guerra declarada por grupos delictivos a los “colombianos” y pidió atacar el problema de raíz, tras acontecimientos violentos en los últimos días que incluyen la muerte de mujeres, para el coordinador de Movimiento Ciudadano (MOCI), Daher Puch Rivera, lo sucedido recientemente es resultado de estrategias fallidas impulsadas por personas traídas de otras entidades.

El mocista también condenó la inseguridad que se vive en Campeche, en particular en el Municipio de Carmen, y la atribuyó a las personas foráneas que recibieron la encomienda de velar por la paz y tranquilidad, pues al no conocer la problemática campechana y carmelita, ahora sumen a la población en la incertidumbre y el terror.

“La inseguridad, sin duda alguna, es uno de los problemas que más afecta al Estado, al Municipio de Carmen y en primera línea a todos los ciudadanos”.

“La creciente inseguridad que se vive en Carmen debería de ser el tema principal en la agenda política, pero vemos intentos de estrategias fallidas improvisadas implementadas por personas foráneas que no saben, ni conocen la problemática de nuestro Estado, ni del Municipio, y que actúan con ideas u ocurrencias”, aseveró Puch Rivera.

Tanto la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, la guanajuatense Marcela Muñoz Martínez, como su hija y directora de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito en la Isla, la michoacana Samantha Bravo Muñoz, no saben diseñar estrategias eficaces para combatir la delincuencia en el Municipio del Carmen.

Tienen que resolver de raíz el problema, dar soluciones reales y no sólo discursos y fotografías difundidas en redes sociales, que además de carecer de contenido dejan entrever un abismo entre el discurso y la realidad.

“Los problemas económicos, la corrupción y la impunidad, son parte del origen de este dilema, por eso con tristeza vemos que la corrupción ha alcanzado todos los niveles de Gobierno. Como dice el refrán, el dinero todo lo puede, y desgraciadamente es una realidad en el Estado de Campeche y en Carmen”.

NO SE ATACA DE RAÍZ

Juan Pablo Valadez Zavala, vocero del Decanato del clero en Carmen, dijo que luego de la ejecución de dos mujeres, las detonaciones de armas de fuego en colonias y la colocación de dos narcomantas, y de que las autoridades confirmaran que grupos delincuenciales están asentados en la Isla, “las escrituras señalan que todo lo que detone en violencia será descalificado y condenado por el catolicismo”.

Al preguntarle sobre el hecho de que al parecer las autoridades no ponen en marcha acciones para frenar la delincuencia en la Isla, respondió que  querer poner fin a algo que no se ataca desde la raíz, será lucha incansable que en lugar de disminuir las estadísticas solamente las mantiene.

“Si actualmente vivimos este entorno, es porque la forma de conducirnos ha cambiado por las necesidades, pues antes en Ciudad del Carmen podías dormir con tus puertas abiertas”.

Todo acto de violencia, sea cual sea, es condenado por la Iglesia Católica, pero aquí lo más importante es que sólo va a contrarrestarse desde la formación en la familia, porque al final de cuentas, todas las personas surgen de una familia, dijo.

En la actualidad —manifestó por último Valadez Zavala—, queremos atacar el punto de fuerte que se ve, pero dejamos de cuidar o de combatir el problema desde raíz. La invitación es que se hagan células para atenderlo desde la educación inicial y trabajo en conjunto.