Inicio»App»Por culpa de Pablo no hay agua potable

Por culpa de Pablo no hay agua potable

0
Compartidos
Google+

A través del Smapac cobra puntual, pero es mal administrador: García

Por la mala administración del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus y del director del Sistema Municipal del Agua Potable (Smapac), José Salvador Gómez Hernández, el Municipio de Carmen padece falta de suministro del vital líquido, pues del adeudo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por más de 10 millones de pesos, sólo ha pagado la mitad, y tiene una semana para cubrir lo restante.

Martha García Sánchez, vocera de la organización Carmen contra la Corrupción, A.C., lamentó que el edil sólo le preocupa que el fraccionamiento donde vive tenga agua, mientras el resto de la Isla registra escasez.

“Para estos malos administradores públicos es fácil responsabilizar a la CFE por los ‘cortes’ en el servicio al Smapac, cuando los responsables de administrar los recursos pagados por los más de 50 mil usuarios son ellos. Deberían optimizar el dinero del pueblo”.

El propio Smapac “corta” el servicio a quienes se atrasan en el pago del recibo de consumo, pero el titular del organismo es un llorón cuando la CFE le suspende el suministro de energía por el millonario adeudo que tiene, afirmó.

La activista sostuvo que los ciudadanos están hartos de la carencia de agua, que es indispensable para casi todas las actividades diarias, por lo cual no descarta movilizaciones de protesta, como bloqueos en diversas partes de la Isla, para exigir solución inmediata al problema.

“Lamentablemente nos hemos dado cuenta de que la única manera de ser escuchados, aunque sea horas después o días, es mediante bloqueos al puente Zacatal, lo que ocurrir de nuevo de no ser regularizado cuanto antes el servicio”.

El munícipe y el director del Smapac —recalcó—, no padecen la falta de agua, por eso no les preocupa resolver pronto el problema. Ellos tienen a su servicio las pipas de la dependencia, que han sido sorprendidas en reiteradas ocasiones al surtir en sus domicilios, mientras el pueblo se muere prácticamente de sed.

Durante la visita de la gobernadora Layda Sansores intentamos dialogar con ella, para exponerle el problema y solicitarle pronta solución, pero los “aplaudidores de Pablo” no nos permitieron llegar a ella, lo cual muestra que tratan de ocultar la crítica situación del Municipio y su incapacidad de gobernar, puntualizó García Sánchez.

Noticia anterior

Faltan 360 médicos especialistas, confirma SSA

Siguiente noticia

En medio de descalificaciones, golpes y empujones, repite J. Magaña Martínez