Inicio»App»Exigen equipos de protección; marchan

Exigen equipos de protección; marchan

0
Compartidos
Google+

Alrededor de 500 petroleros denuncian que les dan botas podridas

Con pancartas en mano con consignas de “Queremos botas”, “Basta de mentiras” y “Las botas son necesarias para trabajar”, entre otras, más de 500 trabajadores de la Región Marina de Petróleos Mexicanos (Pemex) marcharon ayer para exigir equipo de protección personal.

El recorrido inició en la Estación de Bomberos Voluntarios y concluyó frente al Edificio Administrativo número 1, ubicado en la calle 33, donde se apostaron varias horas para exponer exigencias, en especial botas, a los directivos de la empresa.

A nombre de los inconformes, Christian Aquino Casanova, del Complejo Litoral-A, e Ignacio de la Rosa Gómez, del Ku-A, señalaron que no era posible que pese a producir más de un millón 200 mil barriles diarios, reciban botas podridas de la administración de Pemex.

“Sólo queremos trabajar seguros, estamos hartos del incumplimiento del Contrato Colectivo del Trabajo (CCT) por parte de la administración, pues desde el 17 de junio no ha entregado más botas, sólo dio 317 pares y hoy alrededor de 400 compañeros en tierra están en espera de calzado para trabajar”.

De la Rosa Gómez aseveró que quieren trabajar, pues “estar aquí es perder el tiempo, poner en riesgo la continuidad operativa de las plataformas y a nuestros compañeros en plataforma e incrementar la carga de trabajo, pero urge dotarlos de equipo de seguridad para desempeñar su labor.

Ambos trabajadores de la Sección 47 coincidieron en que los directivos de Pemex no saben administrar esta empresa tan importante para el país, pues esta situación anómala puede impactar negativamente en las metas de producción.

Son continuos los incumplimientos al CCT, pues no hay buena alimentación en plataformas, ni lanchas suficientes para el cambio de guardia, ni préstamos administrativos. Además, trabajan horas extras pero no se las pagan y generan tiempo insalubre, el cual tampoco es remunerado, entre otras anomalías.

Al utilizar botas podridas arriesgamos nuestra integridad física en perjuicio de nuestras familias, subrayaron, y reiteraron que alrededor de 400 trabajadores en tierra están en espera de botas para poder trabajar.

Noticia anterior

No hay desabasto de básicos

Siguiente noticia

Contagiados seis choferes de ambulancias de Pemex