Inicio»App»Quejas de papás por vacunación de hijos

Quejas de papás por vacunación de hijos

0
Compartidos
Google+

Desorganización, gritos, insultos y gandallismo de algunas enfermeras

Atraso en el inicio de la jornada, gritos, insultos, inconformidades y reclamos de padres de familia, largas filas y gandallismo de algunas enfermeras, predominaron ayer en el primer día de vacuna antiCovid a niños entre 5 y 11 años de edad.

El caos se vivió desde las 6:00 horas, principalmente en el Hospital General “María del Socorro Quiroga Aguilar”, donde las autoridades tuvieron que cerrar las calles, ante una Secretaría de Salud rebasada por la demanda de atención.

Incluso desde comunidades, papás llegaron en la madrugada para que sus hijos fueran vacunados. Desafortunadamente, acusaron, personal de la Secretaría de Bienestar o los conocidos servidores de la nación “brillaron por su ausencia y no hubo control en las filas”.

En los nosocomios “Quiroga Aguilar”, Issste e IMSS, las filas rodeaban más de dos veces las instalaciones. Con sombrillas, bancos y todo tipo de objetos, los padres esperaban pasar, y aun cuando fue anunciado que son cuatro días, muchos temen que se agoten las dosis.

El inicio de la inmunización fue anunciado a las 8 de la mañana, sin embargo, por las malas experiencias en las jornadas previas para distintos grupos de la población, los papás llegaron a formarse a las 5 de la mañana.

Aunque todo parecía en orden, después de las 7 la situación en las inmediaciones del Quiroga e Issste se salieron de control. El tráfico era un caos, lo que algunas enfermeras aprovecharon para meter a familiares a una zona VIP para que recibieran la vacuna sin formarse.

Elementos de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito cerraron un carril de circulación, lo que colapsó el tráfico entre la Glorieta del Camarón y la Cruz Roja Mexicana. Tampoco había espacio para estacionamiento.

EL INICIO DEL CAOS

La vacunación empezó tarde, pues eran más de las 9 de la mañana y ningún infante era atendido aún. Los servidores de la nación no controlaron la formación de filas, por lo cual en todos lados había gente, y ese fue el principal descontento de padres y madres de familia.

A la clínica-hospital del Issste sólo llegó una servidora de la nación, la cual cuando por fin dio la cara reveló que estaba sola, debido a que algunos compañeros tenían otras actividades en oficinas y cuatro más fueron enviados otro nosocomio.

En el “Quiroga”, la fila llegó hasta la Glorieta del Camarón después de dar dos vueltas. El cansancio, el fastidio y el aburrimiento entre los niños aumentó, hasta que lograron pasar.

En el IMSS, las autoridades cerraron el portón a las 17:20 horas al agotarse las vacunas, y colocaron guardias para contener la molestia de los papás, quienes gritaron consignas contra la institución. Algunos niños repetían “Queremos vacunas”, y permanecieron en la fila que recorría las calles 41B, 22 y 43.

Mientras la Secretaría de Salud presumía en su página de Facebook que la campaña era todo un éxito, Concepción García, Lidia Arias y Laura Vera, entre otras mamás, criticaron la desorganización de las autoridades, por pensar sólo en tres lugares para miles de niños.

“Todo fue muy lento, desesperante, pero nos toca esperar, ni modo. Es un caos, mucha desorganización, hubieran mejor utilizado el Domo, donde hay más espacio, menos aglomeraciones y ninguna afectación al tránsito vehicular. En el IMSS fue el mismo caos”.

Noticia anterior

Debilitan la seguridad para más recaudación

Siguiente noticia

Amparo a doctor, pero seguirá en la cárcel