Tribuna Campeche

Diario Independiente

Rechaza exrector iniciativa de ley

Da click para más información

La iniciativa para reformar un artículo de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma del Carmen (Unacar) promovida por la diputada de Calkiní, Irayde del Carmen Avilés Katún, y secundada por su homónimo Jorge Pérez Falconi, es intrascendente y protagónica.

Así lo señaló el exrector de la Unacar, Nicolás Novelo Noble, y conminó a esperar que la petición se convierta en anécdota en la vida política de la máxima Casa de Estudios, que durante 55 años ha tenido gran desarrollo gracias a las directrices, principalmente profesionales carmelitas.

La  lectura para modificar la fracción I del artículo 31 de la Ley Orgánica de la Unacar, debe tener el respeto que merece porque está consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en ese sentido, primero se debe consultar al interior de la universidad para determinar si es pertinente.

La propuesta presentada por esta legisladora de Calkiní y secundada por el de Carmen, Jorge Pérez Falconi, hijo de un exrector y personero del presidente del Congreso, Alejandro Gómez Cazarín, pareciera que no tendrá mayor trascendencia, expuso.

“Esa particularidad que en este momento se pone en duda, de que si los mexicanos podemos o no regularnos, creo que pasa a ser trivial como para hacer algún cambio, no lo veo como malinchismo pero si como protagonismo”, en clara referencia a la intención de Pérez Falconi y el presidente del Congreso, Alejandro Gómez.

La iniciativa trata de modificar un artículo que parece ser intrascendente como es que alguien nacido en cualquier parte del mundo pueda ser rector de la universidad o dirigir alguna institución, dijo el también empresario.

Desde el principio que se redactó la Ley Orgánica en 1967, son los mexicanos quienes deben regular sus instituciones, así que en lo particular, la Unacar ha sido dirigida por varios mexicanos en su mayoría carmelitas y cuando avanza en todos sus aspectos es por las personas que le tienen amor a su tierra, detalló.

Novelo Noble, refirió que si el gabinete estatal y las instituciones “autónomas” del Gobierno en turno se caracterizan por personas foráneas, al menos a la Unacar no le impactaría, pues el Consejo Universitario tiene bien definidas las directrices para nombrar al rector, donde no hay cabida para las intromisiones e imposiciones, aclaró.