Inicio»App»Retraso de 60% de los trámites en el RPP: Ayala

Retraso de 60% de los trámites en el RPP: Ayala

0
Compartidos
Google+

Las fallas en el servicio eléctrico y el contagio entre el personal del Registro Público de la Propiedad (RPP), provoca un retraso de al menos el 60% de los trámites, por lo que deben cambiar de sede esas oficinas, ligadas al exregidor, Venancio Rullán Morales, amigo del secretario de Educación, Raúl Pozos Lanz.

Manifestó lo anterior Sergio Ayala Fernández del Campo, titular de la Notaría Pública número 13, al indicar que las nuevas oficinas a las que trasladen esa dependencia, tiene que salvaguardar el estado de los libros, además deberá garantizar el acceso a personas de la tercera edad y con discapacidad, ya que las actuales no cumplen con los requerimientos básicos.

Desde hace un mes y medio aproximadamente los notarios públicos enfrentan serios problemas para continuar con trámites o solicitar documentos casuales, pues primeramente empezaron a tener problemas con la energía eléctrica del inmueble, aunque trataron de remediarlo se fue acrecentando el retraso en las solicitudes, sostuvo.

Mencionó que hace más de una semana cuando parecía que todo se normalizaría, ya que el personal hacía su mayor esfuerzo para liberar los pendientes, llegaron los contagios entre el personal, eso frenó de nuevo las actividades lo que afectó a las notarías y al público en general.

“Llevamos retrasado un 60 por ciento de todos los servicios, que sucedió pues por la pandemia han tenido que parar independientemente de que ya sabíamos que por problemas de luz se tuvo que detener, eso trae un retraso que viene a repercutir un ejemplo, los bancos para dar los créditos requieren que se den los primeros avisos, se inscriban las hipotecas y no se había podido hacer”, indicó.

Ayala Fernández Del Campo reconoció que, si esas oficinas desde siempre han tenido problemas, el Gobierno del Estado se tarda para solucionarlo, de entrada, la única y más viable es cambiarlas de sede —del edificio viejo de Rullán Morales—, pues el lugar no es adecuado para el resguardo de los libros, y ni que decir que con una falla eléctrica puede ocurrir un cortocircuito.

“Se ha enfrentado a serios problemas el RPP por las instalaciones que tienen, porque consideramos que no son muy adecuadas para el desarrollo de sus servicios, lo que pedimos como notariado es un cambio de sede, que sea más apropiado al trabajo y con mayor espacio”, resaltó.

La falta de accesibilidad es otro problema, porque se necesita que la ciudadanía de la tercera edad no tenga que subir escaleras, por lo que ese vetusto edificio lo complica, concluyó.

Noticia anterior

Ribereños hacen frente a “piratas”

Siguiente noticia

Ningún operativo por vacaciones de verano