Inicio»App»Fracasa política de seguridad del Gobierno Federal, señala Fócil

Fracasa política de seguridad del Gobierno Federal, señala Fócil

0
Compartidos
Google+

SE ENCUENTRAN EN INDEFENSIÓN LOS PESCADORES DE CAMPECHE Y TABASCO

La “piratería” en altamar que afecta a pescadores de San Pedro y Nuevo Campechito, en la franja limítrofe Tabasco-Campeche, incluso algunos con pérdidas hasta de la vida, continuará por la intransigencia del Gobierno Federal y su política de seguridad de “abrazos, no balazos”.

Señaló lo anterior, el senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de Tabasco, Juan Manuel Fócil Pérez, quien dijo que los pescadores de ambas entidades, se encuentran en la indefensión.

“Es un despropósito, una incongruencia total por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, lo que ocasiona que siga la delincuencia hacia el ciudadano y que estemos en la total indefensión”, afirmó al referirse a los recientes atracos en la Sonda de Campeche.

Esos hechos violentos ocurridos recientemente y en meses pasados, pero específicamente donde una lancha fue hundida a balazos y uno de sus tripulantes encontrado muerto en la franja limítrofe Tabasco-Campeche, forman parte de la inseguridad en altamar.

Dijo que todos, inclusive las propias plataformas de Petróleos Mexicanos (Pemex) deberían ser vigiladas constantemente, los “piratas” las visitan y asaltan, pero el todo mundo se queda callado, tanto el Gobierno Federal como la Marina.

“Falla el presidente López Obrador, que luego de cuatro años, apenas se da cuenta de que no funciona su política de seguridad, con la cual se reúne todos los días, y apenas se da cuenta a dónde vamos a parar”, lamentó.

Señaló que en materia de seguridad, en la parte de San Pedro y Nuevo Campechito persiste la “piratería” en altamar, un problema preocupante, donde los pescadores siguen con la misma problemática.

“La seguridad pública no puede estar bien en ninguna parte del país desde que la política del Presidente es que con la delincuencia “abrazos, no balazos”, reprochó.

Sin embargo, cuando el ciudadano se queja por algún mal servicio, como la falta de agua y otros problemas, entonces llegan los garrotazos.

“Vale la pena cuestionar, qué clase de Gobierno tenemos, si el ciudadano que reclama con justa razón le dan de palos, y al delincuente le mandan a decir con la policía que le den abrazos”, reseñó el legislador perredista.

Para AMLO es preferible renunciar a la tarea de combatir al crimen organizado y a los delincuentes de manera frontal y dedicarse a combatir los causantes de la violencia, dijo.

Se puede decir que el poder y el control que están teniendo –la delincuencia-, trasciende a las labores de seguridad, y si a todo ello se le suma la opacidad del sistema para rendir cuentas, se puede observar que se configura una política poco eficiente, concluyó.

Noticia anterior

Atracan ‘piratas’ otra plataforma

Siguiente noticia

Acepta Gómez ajustar tarifas de usuarios del Smapac