Inicio»App»Prosugosa y PSG malas empresas

Prosugosa y PSG malas empresas

0
Compartidos
Google+

DEBEN INHABILITARLAS EN FUTURAS LICITACIONES, DIJO CRUZ HERNÁNDEZ

Los malos antecedentes de Proveedora de Suministros del Golfo (PSG) y de Prosugosa con Petróleos Mexicanos, y el cúmulo de quejas ante la Procuraduría de la Defensa del Trabajo, deben servir para inhabilitar a las empresas en futuras licitaciones.

El presidente de la Organización de Trabajadores Campechanos (OTC), José Jesús de la Cruz Hernández, refirió que la compañía administrada por Jorge Isaac Casanova Ocampo, ligada al político carmelita Ricardo Augusto Ocampo Fernández, retiene documentos de sus empleados cuando estos renuncian por irregularidades.

En reciente reunión sobre posibles contrataciones, salió a relucir la pésima imagen que tiene PSG no sólo frente a Pemex, sino que la gente no quiere emplearse con ellos porque se volvieron cicateros.

“Quien decide laborar con los Casanova Ocampo, sabe que debe firmar documentos en blanco, además, cuando deciden salirse y pide su documentación le dan largas, con el amago de que será boletinado en otros negocios del mismo giro”.

Los empresarios ligados a Prosugosa, hoy convertida en PSG, acumuló contratos en los últimos 10 años por encima de los mil millones de pesos, sin embargo, han dejado estela de quejas en su contra por su mal proceder y falta de cumplimiento.

Siempre se dedicaron al avituallamiento de plataformas marinas y en la actualidad deben ser vetadas, porque son mal referente para las actividades costa afuera, ya sea directamente con Pemex o subcontratadas en otros servicios.

“Estos de PSG no tienen instalaciones dignas, ya que sus oficinas en la colonia de Fátima parecen un ‘elefante blanco’, porque cuentan con una bodega inservible que ni siquiera tiene frigoríficos para usarse en los servicios de alimentación”.

Fueron, continuó, una empresa consentida en las administraciones de Peña Nieto y Felipe Calderón, y en la actualidad deben pensar que sus anomalías no tienen cabida, debido al alto índice de inconformidades de los plataformeros.

Para que tengan una idea de lo que se embolsaron en los últimos 10 años, están de referencia estos contratos: 428221830 con 355 millones 589 mil pesos; además del 428216864, por el orden de los 286 millones 316 mil pesos; igual aparece el 428216863 con 367 millones 920 mil pesos y finalmente el 428220832 de 121 millones 695 mil 123, pesos, comentó.

Lo anterior es un bloque, porque existe otro similar que la convertía en la favorita de la mala alimentación en plataformas. Claro, todo por el tráfico de influencias del político Ocampo, expuso.

En nuestras juntas sabemos que los compañeros no tienen la opción de contratar con PSG, ya que hacerlo es condenarse a recibir pagos en abonos chiquitos y pueden perder sus papeles personales, finalizó.

 

Noticia anterior

Sin tácticas contra robos en plataformas

Siguiente noticia

Conflicto de Unacar y Congreso en pausa