Inicio»App»Domínguez agrava conflicto en Conalep

Domínguez agrava conflicto en Conalep

0
Compartidos
Google+

AMENAZAS A MAESTROS Y ALUMNOS

En lo que fue el tercer día de conflictos en el Conalep, aumentaron la intimidación y las amenazas de la directora Antonia Domínguez Hernández, lo que agrava el problema y obligó a una delegación del Sindicato de Docentes del Sureste a viajar a San Francisco de Campeche, en busca de que la titular estatal Celia Rodríguez Gil dé la cara y solucione el problema.

Los docentes dieron a conocer que mientras la comitiva viajó, Domínguez Hernández contrató a un grupo de profesores sin la experiencia o el perfil necesario para impartir cátedras, y alumnos de contabilidad reprocharon que aún les imparten clases en la misma miniatura de aula.

Los profesores remarcaron que el problema radica en la violación al Contrato Colectivo de Trabajo, y en lo referente a la conciliación de horas laborales, la cual se llevó a cabo de manera unilateral, sin el consentimiento de los directivos sindicales.

Míriam Esmeralda Sánchez Madrigal denunció el doble lenguaje de las autoridades del Conalep, pues por un lado Rodríguez Gil llama al diálogo, pero por otro Domínguez Hernández genera desconfianza y amenaza a los alumnos.

De manera pacífica —recalcaron los inconformes—, el personal permanece en el interior de la institución en espera de solución al conflicto, sin embargo, es hostigado por la directora a través de empleados de confianza y administrativos.

Hoy, en voz de profesores que han llegado en la modalidad de contrato, se les ha dicho a los alumnos que se deslinden de nosotros, porque pronto seremos despedidos, dijeron los educadores.

 

INTIMIDA A ALUMNOS

Por pretender dar a conocer las irregularidades en las instalaciones, alumnos fueron amenazados por la directora Domínguez Hernández, también conocida como Toñita por su parecido con la excantante de la Academia.

Al enterarse de la posibilidad de que sus maestros sean despedidos, decidieron redactar un documento dirigido a la gobernadora Layda Elena Sansores San Román, para denunciar las anomalías.

Y revelaron: “Uno de los incondicionales de la directora se lo informó, y ella llamó a la Dirección a tres compañeras para advertirles que dejáramos de meternos en temas que no nos atañen, o de lo contrario seríamos sancionados”.

Explicaron que cada alumno pagó de manera obligatoria mil 264 pesos, pero no saben en qué fueron invertidos, pues carecen de muchas cosas en el regreso a clases presenciales.

Estudiantes de quinto grado de contabilidad denunciaron que luego de dar a conocer el espacio reducido donde estudiaban, los cambiaron de aula, pero subieron de nueva cuenta las computadoras y se quedaron en las mismas condiciones.

Noticia anterior

Justifican presencia de paso peatonal

Siguiente noticia

Obras adicionales para Tren y AIFA, atrasadas