Tribuna Campeche

Diario Independiente

Piden a Cruz Roja investigar acoso

Da click para más información

OFRECE 8M AYUDA A LAS VÍCTIMAS, SEÑALA MORALES

Aun cuando la presidenta de la Cruz Roja Mexicana, Delegación Campeche, María Elena Rosiñol de la Cabada, señaló que hasta que no sea comprobado el acoso las cosas no cambiarán en la institución, el Colectivo feminista 8M Carmen lamentó la actitud de esa administración al pedir pruebas para comprobar estos hechos, pues no se trata de un lío de abogados, sino de víctimas.

Greysi Morales Zurita, representante del colectivo, refirió que ante estas circunstancias se deben de fijar precedentes, por lo cual quienes han sido víctimas de cualquier tipo de acoso, si no encuentran respaldo de la benemérita institución deben acudir ante las autoridades correspondientes, para que se haga la investigación y castiguen al responsable.

Es irrisorio y lamentable que en tiempos actuales, la Cruz Roja Mexicana no tenga protocolos de atención inmediata a víctimas de acoso sexual y laboral dentro de su plantilla laboral.

Morales Zurita comentó que al enterarse en medios de comunicación de la denuncia de trabajadoras de la Cruz Roja, está claro que aunque ellas lo reportaron a sus jefes directos, no fueron atendidas a tiempo, como dejando pasar o minimizando las acusaciones, y todo porque no tienen los protocolos bien definidos ante circunstancias.

“Me parece relevante que dentro de los protocolos de la Cruz Roja no haya atención más inmediata a este tipo de situaciones, sobre todo porque hoy en día se habla cada vez más al respecto, de cómo suceden en instituciones, incluso de cómo se solapa”.

Aunque reconoció que se necesitan hacer indagatorias al interior de instituciones, empresas o dependencias donde haya denuncias, exigió no esperar mucho tiempo, pues al primer indicio deben tomarse cartas en el asunto.

Tras las versiones de las afectadas de que les pidieron fotos o videos para comprobar los hechos, Morales Zurita calificó como lamentable que se les trate como abogadas y no como lo que son.

“Siguen sucediendo estos eventos y a muchas víctimas les cuesta trabajo denunciar, lo peor es que pese a lo que pasan para enfrentarse a su agresor, jefes o autoridades, ni siquiera reciben la importancia que merecen. Diablos, no son abogadas, son víctimas, y como tal deberían de tratarlas”, exclamó en alusión a la declaración de “Maye” Rosiñol.