Tribuna Campeche

Diario Independiente

Lesivo llevar la Junta Especial de Conciliación y Arbitraje a la capital

Da click para más información

AQUÍ ESTÁ LA CARGA LABORAL: ROBERTO KIDNIE

Ante los rumores de que las oficinas de la Junta Especial número 52 de la Federal de Conciliación y Arbitraje será trasladada a la capital del Estado, el Colegio de Abogados Laboralistas del Estado de Campeche A. C., manifestó su rechazo a esa medida, ya que las afectaciones no sólo implican al personal, sino a litigantes y personas que mantienen demandas.

El representante de dicho colegio, Roberto de Jesús Kidnie Ramos, consideró que tanto la Secretaría de Trabajo y Previsión Social como el Gobierno Federal, deben evaluar los daños que generarán a quienes radican en la Isla.

“Parece que la idea de reubicación para la continuidad de funciones de diversas juntas federales en el país involucra a Carmen, pero de manera respetuosa no compartimos esas ideas por las afectaciones que dejará”.

“Exigimos que la Junta Especial número 52 mantenga aquí sus funciones al público, hasta que concluya el último expediente del antiguo sistema laboral”, recalcó Kidnie Ramos.

Las fuentes de trabajo que generan la carga laboral operan en Carmen, lo mismo con la concentración de empresas petroleras del país, sindicatos petroleros y otros, y esto justifica la permanencia de la junta.

Los abogados laboralistas —aseveró—, no hablamos sin fundamento, pues de forma estadística puede corroborarse que actualmente la carga laboral de juicios está en esta Junta Especial, a diferencia de la capital del Estado.

Hay enorme diferencia entre Carmen y la capital sobre el número de expedientes por resolver. En la Isla tenemos más de cuatro mil 300 asuntos laborales, mientras la Junta Especial número 48 en San Francisco de Campeche, apenas mil.

Es de mencionar que la plantilla laboral en Carmen está integrada por 23 personas: la presidenta, tres auxiliares, tres secretarios de acuerdos, tres actuarios, 11 secretarias, un representante obrero y otro patronal, lo que al parecer no es evaluado desde las oficinas centrales en la Ciudad de México, consideró.

En contraparte —continuó—, en San Francisco de Campeche son siete empleados: un auxiliar, dos secretarios de acuerdos, un actuario y tres secretarias, y destaca que en estos momentos no tiene presidente titular.

Es cierto que desde hace un tiempo fue anunciado el cierre de diversas juntas, pero la de Carmen representa una carga de trabajo pendiente que debe ser resuelta, antes de pensar en el traslado obligatorio, refirió.

Aún no se puede bajar la cortina (en Carmen), aunque haya oficina alterna en la capital del Estado, y esta será nuestra postura firme ante el reciente anuncio en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, recalcó.