Tribuna Campeche

Diario Independiente

Rechazan abogados cierre de Conciliación

Da click para más información

IMPEDIRÁN AUDIENCIAS HASTA DIALOGAR CON PERSONAL DE OFICINAS CENTRALES

Ante la presencia de personal de Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), para liquidar a los 20 empleados de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) número 52 de Carmen, litigantes de la Isla evitaron el desahogo de audiencias hasta que personal de oficinas centrales dialogue con ellos.

Cerca de las 9:30 horas de ayer, por sorpresa arribó Luis Portillo Bencomo, coordinador general de Administración de Personal del organismo, para entrevistarse con los trabajadores de Conciliación, para informarles cuánto les correspondía de liquidación.

Trascendió que ofreció pagarles lo correspondiente a sus quincenas hasta el 31 de diciembre, y liquidación de acuerdo con los años de servicio en la dependencia.

De los 20 empleados, 11 son secretarias ejecutivas, tres secretarios de Acuerdos, tres actuarios, dos proyectistas y un auxiliar.

Ante esta situación, un grupo de unos 30 litigantes laborales de Carmen, solicitaron dialogar con el funcionario, quien no quiso atenderlos y se retiró.

Tras la negativa del funcionario de Conciliación, los abogados acordaron no permitir el desahogo de audiencias durante el tiempo que sea necesario, en tanto no acuda personal de oficinas centrales a dialogar con ellos, pues consideran la medida como una arbitrariedad, violatoria del decreto correspondiente.

Cerca de las 11:00 horas, los litigantes, en voz de Mercy Osana Luna Guzmán y en las puertas de la dependencia, explicaron que su protesta es para exigir a las oficinas centrales que expliquen los motivos del cierre de oficinas, cuando faltan por desahogar más de cinco mil expedientes, que representan los derechos de más de 30 mil obreros, pues algunos son interpuestos por cinco o más personas.

“Quieren cerrar las oficinas donde son desahogados más de cinco mil expedientes para llevárselos a Campeche, donde no hay personal con experiencia suficiente para las audiencias que se requieren”.

Detallaron que mientras en Carmen existe tal rezago, en la capital del Estado se cuenta sólo con mil; en la Isla hay 20 empleados y en el Municipio de Campeche sólo siete. Así, aquí son desahogadas hasta 45 audiencias al día y allá sólo cinco.

El cierre de estas oficinas afectaría a todos los involucrados, a los abogados, a las empresas, a los patrones y, principalmente, a los obreros, quienes tendrían que trasladarse a la capital para realizar.