Tribuna Campeche

Diario Independiente

Lamentable, absolución de involucrados en violación

Da click para más información

Aunque pareciera justo que lograron aprehender al presunto violador y abusador sexual de una menor de la Casa Hogar “San Pedro Pescador”, el juez deberá ser preciso en la audiencia intermedia de la esposa, pues en base a las acusaciones de la afectada, la mujer grababa los agravios en contra de la niña.

Señaló lo anterior la representante del Colectivo 8M Carmen, Greysi Morales Zurita, al lamentar que pese a que otras personas estuvieron involucradas en ese terrible hecho, todas fueron absueltas y hoy podrían recuperar su empleo, como en el caso de la exprocuradora del DIF, pero además que las demás puedan andar como si nada hubiese ocurrido.

Sobre las expectativas que tienen los colectivos feministas respecto a la reciente detención de Salvador “N” y la situación jurídica que enfrenta Lupita “N”, niñera del orfanato y esposa del también hoy detenido, dijo que es increíble todo lo que sucedió después de que desde hace un año y medio fue denunciado el abuso sexual y violación en contra de la menor.

Pareciera ser que todo se conjuró para que sólo dos sean considerados como los directamente responsable del atroz hecho, debido a que la jueza de control, Fabiola Guerra, le dictó prisión preventiva justificada a Salvador “N” y puso al Ministerio Público un plazo de dos meses para el cierre de la investigación y que el acusado prefiera el juicio abreviado, para recibir sentencia condenatoria, sostuvo.

“Pero a cambio busca que su mujer recupere la libertad, lo cual sería lo más lamentable, pues es de conocimiento que prácticamente toda la familia participó en estos delitos”.

El juez deberá ser muy meticuloso y precavido en analizar todas las pruebas aportadas por la defensa de la menor para aplicar el peso de la ley en los responsables directos del abuso sexual y la violación, señaló.

“Pues está demostrado que no lo hizo con la expresidenta del patronato, la directora de la Casa Hogar y la exprocuradora, quienes hoy gozan de libertad y de sentirse bien, porque no les demostraron delito alguno”.

La expresidenta del patronato anda como si nada, promoviendo su imagen, la directora tranquila en otras actividades y la exprocuradora también absuelta, pero en ese último caso, el Órgano Interno de Control (OIC) la separó de su cargo, resaltó.

“Pero con ese documento del juez tiene la oportunidad de pelear un puesto laboral en un área que no merece y que expone a quien esté a su cargo, por ello no es posible que sólo se pretenda fincar responsabilidad sobre dos personas y sobre otras no”.