Tribuna Campeche

Diario Independiente

Traición de Sansores obstaculiza llegada de las oficinas de Pemex

Da click para más información

DEMUESTRA DESPRECIO Y DESDÉN HACIA LOS CARMELITAS: FACUNDO DURÁN

El traslado de las oficinas centrales de Petróleos Mexicanos (Pemex) a Carmen no se concreta por la falta de voluntad política y la traición de la gobernadora Layda Sansores San Román, quien así demuestra desprecio y desdén hacia los carmelitas, criticó Facundo Durán Sabido, presidente del Frente de Petroleros Liberales de México, A. C.

Recordó que tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador como la propia mandataria estatal, en campaña proselitista usaron esta promesa para ganar la aceptación del pueblo carmelita, y ahora buscan deslindarse ante la exigencia popular.

Y apuntó: “No es verdad que Carmen está saturada vehicularmente hablando, la triste realidad es que contamos con una gobernadora a quien no le importa el desarrollo del Municipio, al cual además desprecia y hasta podemos decir que odia, pues nunca ha vivido en la entidad y no puede sentir amor por algo que no siente suyo”.

Si en verdad pretenden impulsar el progreso del Municipio y se les complica el traslado de las oficinas centrales de Pemex a Carmen, que comiencen con el cambio de residencia del Departamento de Exploración, Perforación y Producción, que es donde se generan los contratos que desarrollan en las áreas petroleras.

Durán Sabido recordó que desde 1978 fueron instaladas estas oficinas en las Isla, para concursar licitaciones abiertas de servicios, trabajos de perforación, producción, mantenimiento, reparación y servicios de proveeduría, a todas las instalaciones y plataformas marinas, por eso si hubiera voluntad se podría.

“No es posible que la Secretaría de Energía opere desde hace algún tiempo en el Estado de Tabasco, mientras el ingeniero agrónomo Octavio Romero Oropeza se mantiene firme en desobedecer las instrucciones de su jefe”.

El activista recordó que en la actualidad, diversas empresas operan en Tabasco y abandonaron Carmen, pues allá son los negocios y contratos a ejecutar en la Sonda de Campeche, lo que demuestra el desdén hacia los carmelitas.

“De lograrse el inicio de este traslado, los contratos se estarían firmando en esta ciudad y muchas empresas regresarían a Carmen, con la consecuente generación de empleos que tanto necesitamos y no ocurre en la actualidad”.

Carmen merece todo, porque durante muchos años ha sido la “vaca” que exprimen, y a cambio le entregan migajas y la riqueza la administran desde Campeche, lo que es repudiable, comentó.

Están a tiempo de cambiar el mensaje político, pues Octavio Romero se justifica diciendo que ahora Carmen rechaza la Dirección de Pemex a su cargo, finalizó.