Tribuna Campeche

Diario Independiente

Retoma campaña rector de la Utcam

Da click para más información

Arrancó el año y el rector de la Universidad Tecnológica de Campeche (Utcam), José del Carmen Díaz Martínez, insiste en la promoción de su desgastada imagen en redes sociales, aunque su verdadera intención es cambiar sus malos resultados al frente de la institución.

De acuerdo con José Manuel Rodríguez Jiménez, Adrián Basulto Gómez, Isidoro Martínez Velázquez, Ángel de la Cruz Ovando y Mario Cupil May, padres de familia de la universidad, el rector y séquito de acompañantes y choferes buscan justificar la pésima administración adelantando campañas.

Díaz Martínez se erige como “apóstol de la palabra”, pero su calidad moral dentro de la Utcam anda por los suelos, y está enfrascado en hacer reuniones para mencionar a las “corcholatas”, aun cuando el INE ha dicho que es violatorio a la ley.

En este año, además de pasearse en el campus sintiéndose rector de la UNAM sólo porque en una ocasión salió del país, olvida que sus logros son mínimos, y que la Utcam se hunde académicamente, lo que perjudica a nuestros hijos, reprobaron los inconformes.

“A los alumnos y como padres, no nos importa si él corre 10 kilómetros o si anda en sábanas ajenas, como se rumora en la institución, nos importa que haya clases sin interrupciones y que los egresados reciban su documentación a tiempo”.

“La locura del rector ‘enamorado’ parece que tiene la intención de resaltar su imagen en la Península de Atasta, sin embargo, sus actos van encaminados a una aspiración política, pero manipula las siglas de Morena a su antojo”, expusieron.

No ha explicado que pasó con la supuesta desaparición de vehículos y equipos, por lo cual se pidió investigar a su chofer y más cercanos colaboradores, y para desviar la atención prefiere subir a redes sociales cuánto corre en las mañanas y el viaje al extranjero, citaron Martínez Velázquez y Cupil May.

“Tampoco busca que se esclarezcan los últimos atracos perpetrados, particularmente el del cable que dejó sin energía al centro escolar, pues se sospecha que fueron autorrobos”.

Ha transcurrido un año, y si se hiciera un análisis serio de la forma en que Díaz conduce la Utcam, sería destituido junto con su equipo de colaboradores, pues al aparecer sólo ven a la universidad como botín económico, finalizaron.