Tribuna Campeche

Diario Independiente

Escondida Angélica Herrera

Da click para más información

Escondida de los reflectores y con el celular limitado, pues no contesta las llamadas, permanece la presidenta de la Junta Municipal de Sabancuy, Angélica Patricia Herrera Canul, luego de que la guanajuatense Marcela Muñoz Martínez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, mencionara que en esa comunidad solapan actos ilícitos, como la rapiña en carretera en la que está involucrado el hijo de Herrera Canul.

Acostumbrada a realizar transmisiones en vivo y lanzarse contra cualquier autoridad, hoy está agazapada. Sólo algunos incondicionales recurren al Facebook para defenderla de acusaciones, aunque se supone que hoy dará la cara para partir la rosca de Reyes.

En fechas recientes, Herrera Canul fue señalada en la Mesa para la Paz, cuando Muñoz Martínez pidió “no solapar a familiares que se encuentren involucrados en ilícitos, como es el caso de la presidenta de la Junta Municipal de Sabancuy, a quien han evidenciado en su presunta participación en la rapiña de tráileres accidentados”.

Cabe destacar que durante dos días, se ha tratado de contactarla hasta en vía celular, pero no responde, e incluso ha dejado de realizar sus transmisiones en vivo.

En su última publicación en redes sociales, Herrera Canul recordó que en el trienio pasado, el Gobierno del Estado entregó a Sabancuy dos patrullas turísticas, pero la dependencia a cargo de la guanajuatense Marcela Muñoz no ha hecho lo propio pese a que urge ponerlas en circulación en la villa.

“No nos las han podido traer por la caseta, le pedimos a Julio Luna que nos las traiga para que estén en el malecón. Tráenoslas sin buscar pretextos, ese es el tema, nosotros pagamos la casa de la Policía Estatal, porque nos hace falta esta unidad”.

Herrera Canul añadió: “Que si fulanito se lleva conmigo y le hace a la rapiña, no, yo no tengo amigos ladrones, yo no tengo amigos de ese tipo, no sé en qué momento se perdieron, en qué momento, son abogados, son fiscales, son judiciales, son de todo”.

Y continuó: “Me da pena tener que saludarlos y que digan que Sabancuy es un pueblo de ladrones. No, no es un pueblo de ladrones, los ladrones son unos cuantos que viven ya de eso, y eso lo tienen que parar la policía y la Fiscalía”.

Cuestionó el actuar de los cuerpos policiacos por negarse a detener a quienes participan en los saqueos. “¿Cómo no te van a poder hacer nada si estás llevando un vehículo que se dedica al robo, si llevas una moto que no tiene placas, ni casco? Por supuesto que pueden hacer algo”.