Tribuna Campeche

Diario Independiente

Declaración de Romero Oropeza es acto irresponsable y criminal

Da click para más información

¿Y LAS PROBABLES SANCIONES Y CANCELACIÓN DE CONTRATOS?

Como un acto irresponsable y criminal calificó Javier Bello Ávila, presidente del Grupo Unido Campechano de Trabajadores, las declaraciones del director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, para tratar de minimizar el accidente en que un helicóptero de Aeroservicios Especializados S. A. (Asesa), se desplomó en la Sonda de Campeche y causó la muerte de dos personas.

Y subrayó: “Resulta insultante para la inteligencia de los trabajadores, que el director de Pemex no haya emitido opinión alguna sobre la posibilidad de sanciones a los responsables de estas muertes, y la probable cancelación de contratos a la empresa”.

Recordó que son múltiples las denuncias de trabajadores sobre la falta de mantenimiento a las unidades aéreas de Asesa, el sobrepeso que en algunas ocasiones impone a las máquinas, la sobrecarga de trabajo a los pilotos, entre otras deficiencias hasta ahora no sancionadas, pese a la sangre derramada en accidentes.

“Es necesario recordarle al director de Pemex que él vivió en carne propia un incidente en una aeronave, al ser trasladado a un pozo ubicado en Tabasco, pero una vez más demostró su falta de conocimiento sobre la actividad petrolera y los riesgos, lo cual pone en grave riesgo la vida de trabajadores petroleros e instalaciones”.

Sin decirlo —criticó Bello Ávila—, reconoció que existe sobrecarga de trabajo en los pilotos, pues confirmó que el accidente ocurrió durante el quinto vuelo del día del helicóptero con matrícula XA-BNA, propiedad de Asesa.

“Es inaudito que el mismo director de Pemex no sepa quién autorizó no uno, sino cuatro vuelos nocturnos a Cayo Arcas, para entregar ‘comisarias’ o alimentos, cuando por protocolo sólo se realizan por emergencias, y no era el caso”.

Es evidente que hay culpables de este accidente que cobró dos vidas e intento de encubrirlos, pues con sólo evidenciar quién autorizó los vuelos, para lo cual no se requiere diagnóstico o estudio, sino revisar bitácoras de las aeronaves unidades, se dará con los responsables, subrayó el activista.

Finalmente, criticó que el funcionario no hablara de los avances en las investigaciones, para determinar si hubo negligencia de directivos de Pemex o de los contratistas para, en su caso, sancionar a los responsables.