Tribuna Campeche

Diario Independiente

rbt

Nadie culpó a mi hijo de ser cabecilla de rapiñas, asegura Angélica Herrera

Da click para más información

EXIGE A LUNA DEJAR DE AVERIGUAR CHISMES CON VIEJAS FALDERAS

Tras mantenerse oculta para evadir comentarios sobre la versión de que su hijo es parte del grupo que rapiña camiones de carga por Sabancuy, la presidenta de esa Junta Municipal, Angélica Herrera Canul, aseguró que la secretaria de Seguridad Pública, la guanajuentese Marcela Muñoz Martínez, no dijo que su vástago era cabecilla.

Y apuró a agregar: “Sólo pedí al subsecretario de Seguridad Pública, Julio Luna Carballo, que deje de andar averiguando chismes con viejas falderas y atienda esta problemática”.

Herrera Canul aseguró que tanto la Fiscalía General del Estado de Campeche como la Secretaría de Seguridad Pública y la Policía Municipal de Carmen, saben quiénes están detrás de los atracos a tráileres que se “accidentan” en la carretera Isla Aguada-Sabancuy.

Si quieren frenar los robos, deben actuar con todo el peso de la ley en contra de quienes intentan hacer ver a Sabancuy como pueblo de ladrones, subrayó luego de guardar silencio una semana.

Al llegar al Ayuntamiento para unas diligencias, fue abordada por diversos medios de comunicación, y a pregunta expresa sobre los actos de rapiña ejecutados por pobladores, respondió que quienes se dedican a hacer eso deben cuidarse, pues trabajan en ello.

Ante las acusaciones de que su hijo es cabecilla de las rapiñas, lo cual presuntamente fue ventilado en reunión de la Mesa para la Paz por parte de la guanajuatense Marcela Muñoz, dijo que esta funcionaria ha recibido respaldo y dio instrucciones a Luna Carballo, quien al parecer orquestó esa versión.

Y expresó: “En ningún momento la secretaria lo dijo, por eso siempre le he dicho a Julio que lejos de andar averiguando chismes con viejas falderas, se ponga a hacer el trabajo que su jefa le tiene instruido, pero qué les puedo decir de los adversarios, sé quién lo dice, cómo lo dicen y qué pagaron”.

“Tienen nombre y apellido. Para empezar, la policía sabe quiénes y dónde están mis hijos. Mi hijo Michelle es una persona de 28 años que está siempre en la casa y saben en qué trabaja, pues mi esposo se lo lleva a obras y no tiene la necesidad”, añadió.

El abandono en que tienen las fuerzas de seguridad a esta región de Sabancuy es evidente, por eso siempre he estado detrás de los funcionarios exigiendo resultados.

En el caso de las rapiñas, ellos saben perfectamente quiénes están detrás, y estos robos tienen que parar porque Sabancuy no es un pueblo de ladrones, enfatizó.

“La Fiscalía y los policías, es más todos sabemos quiénes son, sólo tenemos que ser más duros, y la gente que se dedica a eso que deje de criticarnos, pues no queremos estar a nivel nacional un pueblo de ladrones”.

Por último, dijo que tanto Luna Carballo como el secretario del Ayuntamiento, Luis César Marín Reyes, son los responsables de gestionar y ejecutar acciones en materia de seguridad en la zona rural, pero hasta ahora ninguno ha hecho lo propio para garantizar paz.