Tribuna Campeche

Diario Independiente

Ante la protesta registrada a las afueras del plantel de educación media superior, las jóvenes fueron amenazadas con ser expulsadas.

Acosan maestros a alumnas en Cetis 20

LA DIRECTORA ALCOCER LOS PROTEGE, TAMBIÉN A PREFECTOS Y VIGILANTES

La directora del Centro de Estudios Tecnológicos, Industriales y de Servicios (Cetis 20), Dafne Alejandría Alcocer Cetina, protege a prefectos, vigilantes y profesores que acosan a estudiantes, denunciaron las afectadas en protesta.


A las afueras del plantel de educación media superior y ante los medios de comunicación, las jovencitas acusaron la apatía de Alcocer Cetina para atender sus casos, que las llevó a señalar a sus agresores, entre ellos el prefecto identificado como Freezer, ante elementos de la Policía Municipal.


Hacemos la manifestación porque hay muchas niñas que tienen miedo de decir lo que pasa aquí en la escuela. Incluso pusimos carteles en los baños, pero entraron Lupillo, Freezer y los vigilantes a quitarlos porque aparecen sus nombres, señalaron las adolescentes.


Constantemente —explicaron—, somos asediadas con comentarios relacionados con el largo de nuestras faldas, y aunque no nos tocan, basta con sentir las miradas morbosas, y en ocasiones nos dirigen palabras ofensivas al llamarnos pu..s.


Afirmaron que en varias ocasiones han notificado el acoso en la Dirección del colegio, pero son ignoradas, y que tras realizar el “tendedero” fueron amenazadas con ser expulsadas si lo daban a conocer mediante videos.


Otra alumna refirió que la directora no quiere dar la cara. “En mi caso, entregué a destiempo una libreta al maestro Lupillo, quien me preguntó si no tenía rodilleras para un oral. Otro día al verme con las piernas cruzadas, me dijo que tenía buena vista. Eso es acoso sexual”.


Ante la inconformidad de las estudiantes, arribaron padres de familia y exigieron a los vigilantes que llamaran a Alcocer Cetina para les diera una explicación de lo ocurría. También aparecieron cuatro patrullas de las policías Estatal y Municipal.


Los oficiales ingresaron a las instalaciones del plantel, tomaron fotografías de las personas señaladas y las mostraron a las jóvenes para que los identificaran como los responsables. En eso llegó una camioneta para trasladar a las inconformes al Centro de Justicia de la Mujer (CJM).


Cabe señalar que durante el enfrentamiento entre personal administrativo y vigilantes, algunas alumnas fueron insultadas y manoseadas, lo que detonó el enojo de un papá y los amenazó con ejercer acción penal en contra de ellos o tomaría otro tipo de represalias.