Tribuna Campeche

Diario Independiente

Exigen investigar “préstamos” de cédulas en la Cruz Roja

Rosiñol de la Cabada sería presunta cómplice, acusó García Hernández

Debe ser investigado si los médicos de la Cruz Roja Mexicana carecen de cédula profesional o usan falsas o “prestadas”, porque la salud de los pacientes no pueden estar en manos de personas no preparadas y de existir esta anomalía, la responsable y cómplice es la presidenta del patronato, María Elena Rosiñol de la Cabada.


Así lo afirmó Arturo García Hernández, presidente del Consejo de la Organización para el Progreso Comunitario de Carmen.
Al hablar de “médicos” como Abraham Azael Vera Martínez, que atiende pacientes y no cuenta con cédula profesional, y usar una distinta o prestada, dijo que no debería extender una receta, pero parece que lo solapa la Cruz Roja.


“Hacen la documentación a nombre de otras personas, le prestan la cédula a otros médicos y lo justifican con un permiso. Alegan que están bien titulados y eso no se vale, porque con la salud no se juega”, abundó.
En el caso específico del “doctor” Vera Martínez, el entrevistado señaló que firma con la cedula profesional 8952933, la cual pertenece al médico cirujano Carlos Iván Huitz Pech, quien se graduó en la Universidad Autónoma de Campeche (UAC), desde el año 2015, y además cuenta con otras dos cédulas.
“También en la Cruz Roja ofrece consultas el “doctor” Iván Fabricio Arjona Hernández, firma con la cédula profesional 12744614, que pertenece a la médica Brenda Carolina Cruz Olivares, quien estudio en la Universidad Autónoma del Carmen, y el año pasado consiguió el documento”.


Este juego de prestar una cédula a los pasantes es muy riesgoso, porque en sus manos esta recetar medicamentos controlados, psicotrópicos y antibióticos. Cuando llegan a manos de encargados de farmacias, no aparece su profesión registrada.


“Si la Cruz Roja es una institución seria, entonces es cómplice al contratar a médicos sin título, que supuestamente se amparan con un permiso y una cédula que no les pertenece”.
Es una responsabilidad muy grande de María Elena Rosiñol, porque es la principal encargada de cuidar la salud de quienes son internados en ese lugar.


“En su reciente informe debió decir por qué cuenta con médicos pasantes, pero parece que sólo un fue un discurso a modo, sin revelar el trasfondo que existe en esa institución”.
Alega que hace un buen trabajo, pero no es cierto. La consulta tiene un costo y como paciente requiero que me atienda un profesional de la medicina titulado, no con cédula prestada.


“Habrá que investigar si esos “médicos”, Iván Fabricio Arjona Hernández y Abraham Azael Vera Martínez, están cayendo en el delito de usurpación de funciones”.


Me asalta la duda de cómo firman un certificado médico, sobre todo en la Cruz Roja donde tienen convenio con el Instituto Estatal del Transporte. Al rato todos los documentos dirán que todos los choferes tienen cataratas.


“Si hay un médico falso entonces a lo mejor hay una ministra falsa, una presidenta de la Cruz Roja falsa. Esto huele a corrupción, porque son acciones que se permiten a cambio de pagar bajos sueldos y dejar al enfermo en manos de cualquiera”, puntualizó García Hernández.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!