Tribuna Campeche

Diario Independiente

A recuperar el mando policíaco; fuera Bravo

Hija de Marcela sólo sirve para ir al gimnasio custodiada por escoltas

Para que Carmen tenga control en materia de seguridad, deberá ser recuperado el mando que el alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus cedió en su primera Administración al Gobierno Estatal, y que Samantha Bravo Muñoz se vaya de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito Municipal (DSPVyTM).


Así lo afirmó René Roldán Pérez, presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios del Sureste, y lamentó que la mayoría de los hechos violentos están relacionados con el cobro de piso y extorsión, lo que desnuda la inoperancia policiaca municipal.
“Mientras en el Municipio normalizamos la violencia, debemos aguantar que las autoridades del Estado tengan el control, y Bravo Muñoz ratifica su posición como la hija incómoda, inexperta e incompetente que sólo sirve para ir de compras y al gimnasio custodiada por escoltas”.


A decir del empresario, la delincuencia ha tomado no sólo Carmen, sino también los demás Municipios campechanos, pese a que la gobernadora Layda Sansores asegura que estamos a la baja. “La realidad contradice a la mandataria”, sentenció.


El detalle es que mientras otros tengan el control de las actuaciones policiales, quienes vivimos en la Isla estamos expuestos al cobro de piso, que podría ser consecuencia de acuerdos que mantienen ambiente inseguro.


“Los hechos delictivos son consecuencia del cobro de piso, lo cual es grave porque ahuyenta la inversión, y sólo vemos pleitesía, pues hemos pedido al alcalde Pablo Gutiérrez que retome el mando de la Policía Municipal que entregó al Gobierno Estatal en su anterior Administración para hacerse ajeno al tema, pero al verse presionado aduce no tener injerencia”.


El mando está a cargo del Gobierno del Estado, y encima envían a la hija de Marcela Muñoz Martínez, secretaria estatal de Seguridad y Protección Ciudadana, a la Policía Municipal, lo que perjudica al Municipio, porque Samantha Bravo Muñoz carece de experiencia y le importa más la vida social.
Los carmelitas somos testigos de que continuamente la jefa policiaca en la Isla llega escoltada a conocido gimnasio, y que jamás hay reacción inmediata ante algún hecho delictivo.


Además, le hemos pedido a Pablo que regrese el mando y ponga a una persona competente, no a la hija incómoda, inexperta y sin conocimiento en un Municipio cada día más sangriento, concluyó Roldán Pérez.

¡Comparte esta nota!
error: