Tribuna Campeche

Diario Independiente

No habrá pago para los jubilados de confianza

Sólo sindicalizados están contemplados en la dispersión de 15 mdp

No todos los jubilados de la Universidad Autónoma del Carmen (Unacar) serán beneficiados con la anunciada dispersión de 15 millones de pesos que hará el Gobierno del Estado a principios del próximo mes, pues quedaron fuera del plan de pago unos 50 integrantes de la Unión de Jubilados de Confianza de la Unacar (Ujcunacar).


Y aunque durante las movilizaciones por la toma de Rectoría los integrantes de este grupo se unieron a los demás jubilados, para presionar por el atraso de hasta 10 quincenas, se les dio incluso la espalda durante la reunión con el secretario de Gobierno, Armando Constantino Toledo Jamit.


Lo anterior fue confirmado por el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Unacar (Sutunacar), José Ramón Magaña Martínez, al exponer que en el diálogo con las autoridades estatales, ni siquiera se comentó que existen más grupos de pensionados no sindicalizados que aportaban al Fondo de Pensiones y Jubilaciones de la Unacar.


El dirigente sindical se justificó al alegar que no tiene por qué defender los intereses de terceros, pues su única responsabilidad fue dar solución al problema que existe con los sindicalizados, y se quejó de que los de la Ujcunacar nunca han apoyado en las manifestaciones, a pesar de que los turnaron para hacer guardia frente a Rectoría.


“La verdad no tengo información sobre qué pasará con los de confianza, yo soy secretario del sindicato y me debo a mis agremiados, por quienes lucho. Los datos que tengo es que se dispersará el recurso a los jubilados sindicalizados, y se haga como debe de ser”.


Sobre si considera injusto que las autoridades estatal y universitaria no incluyan en el pago a los jubilados de confianza, debido a que han apoyado en las presiones, Magaña Martínez insistió en que esos jubilados no son de su interés, pues no pertenecen a su sindicato.


“El pago que se dará deberá cubrir por lo menos hasta octubre, quedando pendientes cuatro quincenas y las prestaciones de diciembre, si es que se dispersa el recurso correctamente”.


“Desconozco que los de confianza estuvieran en las manifestaciones y qué pueda pasar con ellos. Yo sólo vi a los sindicalizados, los de confianza no estuvieron”, insistió.


Criticó que el Gobierno Estatal y la rectora Sandra Martha Laffón Leal se la pasen haciendo “rescates” cada fin de mes, pues el año pasado, bajo este esquema, el Estado entregó y dispersó 17 millones de pesos para pagar quincenas atrasadas, pues no es una solución viable.


Por último, hizo un llamado a las autoridades a que se pongan a trabajar en la creación de un plan para recuperar el dinero del fondo que fue desaparecido, presuntamente por funcionarios universitarios durante la gestión del exrector José Antonio Ruz Hernández.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!