Tribuna Campeche

Diario Independiente

Madres e hijos ensayan para el Carnaval

Acompañados de todo el cuerpo de baile, Jimena y Sebastián “pulen” el piso con sus mejores pasos en ritmos variados

Marlen Pozos Lanz y Jenni Quezada, madres de Jimena Aranda y Sebastián Góngora, reyes infantiles del Carnaval, respectivamente, dan total apoyo a sus hijos.

Provenientes de familias con tradición carnestolenda, se declaran orgullosas de los pequeños y los animan a participar con alegría y compromiso.

Tan emocionadas como los soberanos, Marlen Pozos y Jenni Quezada celebran la oportunidad de sus hijos para encabezar las fiestas, asegurando que el Carnaval no solo es fiesta, sino tradición, unión familiar y promotor del valor de la amistad.

Las familias de los pequeños —son amigos de casi una década atrás— y disfrutan su nombramiento como reyes infantiles del Carnaval, lo que los ha unido aún más.

Con más de tres generaciones de reinas de Carnaval en el municipio de Champotón, de donde es originaria su familia por vía materna, Jimena tiene una gran herencia festiva y de tradición, aseguró Marlen Pozos Lanz, mamá de la pequeña.

“Somos una familia muy alegre, vivimos intensamente el Carnaval y hemos procurado esta tradición en nuestros hijos, ejemplo de ello es Jimena”, dijo la orgullosa madre.

Sebastián Góngora también tiene una familia con profundas raíces dentro de esta tradición, y el mayor ejemplo es su padre, Heriberto Buenfil, quien fuera rey del Carnaval de Campeche, aseguró Jenni Quezada, mamá del pequeño Sebastián.

“No nos sorprendió que lo llamarán, menos siendo Jimena la reina, somos familias unidas por un fuerte lazo de amistad, y en el caso de Sebastián su papá fue rey del Carnaval aproximadamente en el año 2000 y obvio está muy orgulloso de su hijo”, señaló.

Con las mismas rutinas de trabajo que los pequeños, las madres además coordinan los grupos de ensayo, se reúnen con los coreógrafos y supervisan el rendimiento escolar de los pequeños que deben mantener su promedio escolar, coincidieron ambas.