Tribuna Campeche

Diario Independiente

Los tres errores de los hombres al vestirse

Las tres cosas que un hombre nunca debería hacer a la hora de vestirse.

Hay pequeños detalles que marcan la diferencia entre un look impecable y el auténtico desastre. Josie, especialista y director del máster de estilismo de moda del Instituto Europeo de Diseño de Madrid, autor de la web Josie’s Journal y colaborador habitual de revistas masculinas como la novísima ICON, indicó las tres cosas que un hombre nunca debería hacer a la hora de vestirse. Caballeros, tomen nota.

1. ERROR DE TALLA

“Llevar una talla infinitamente más pequeña que la que te corresponde. Un hombre con una talla L ha de vestir XL, y así sucesivamente: si eres S, es preferible verte con M que con XS. La generosidad es un valor”, apunta. La talla correcta es clave a la hora de comprar ropa. Llevar prendas demasiado ajustadas o demasiado anchas puede echar a perder tu look en un segundo. Una chaqueta que quede enorme es tan antiéstetica como una que quede ridículamente estrecha. Una americana tendrá que quedar justo en los hombros. Un truco, la manga debe comenzar justo donde se marca el hueso del brazo. Vigila también el largo, tanto por exceso, que no se te vean las manos, como por defecto, que enseñes medio brazo. La manga de la chaqueta debe terminar exactamente en el hueso de la muñeca. Y así con todo. Los pantalones deben quedar en la cintura y no ser tan largos que ni se vea el zapato. Ni tampoco ser excesivamente anchos. ¡Y nunca piratas!

 

2. ERROR DE BÁSICOS

Josie se sumerge en el interior de los hombres para encontrar el segundo error. “Descuidar los básicos masculinos empobrece el conjunto. Camisetas blancas de hilo de Escocia, calcetines de Pantarella, calzoncillos de algodón Sea Island o algodón egipcio. Esas calidades interiores no merecen ser olvidadas. Alargan tu vida, te hacen más feliz e incrementan el valor de tu look’. Porque, aunque no se vea a primera vista, no quiere decir que no haya que cuidarlo. Invierte en ropa interior de calidad. No sólo irás perfecto por dentro, también te durará mucho más. Busca tejidos suaves, naturales (las prendas de algodón 100 por ciento son las más cómodas) y confortables. Y olvídate de los calzoncillos de Bob Esponja, al menos, si tienes una cita.

 

3. ERROR DE

‘GROOMING’

“Además de la ropa, el cuidado del hombre también forma parte del vestir masculino: el afeitado, el cuidado facial y las manos de un hombre dicen tanto de él como lo que lleva puesto. Descuidar estas prácticas o cometer errores tales como una depilación de cejas (me da igual cómo sea porque un hombre nunca se depila las cejas) pueden llevarte al ostracismo social ártico”, sentencia Josie. No te olvides de los detalles, una manicura te hará ganar puntos: uñas cortas y cuadradas, y por supuesto, nunca negras ni mordidas. Invertir en una buena maquinilla de afeitar y comprar productos que mimen tu piel te asegurarán un afeitado perfecto y una piel cuidada. Y si prefieres llevar barba, dedícale tiempo, será tu complemento perfecto. Y, por supuesto, preocúpate de tener siempre una boca sana, tu sonrisa es, sin duda, una importante arma de seducción.