Tribuna Campeche

Diario Independiente

Recetas caseras para una mejor depilación

¿Estás harta de verte al espejo y notar esos molestos vellos que se interponen en tu objetivo de verte siempre femenina?

A pesar de lo que lleguemos a pensar y de lo molestos que sean los vellos para las mujeres, la naturaleza las dotó con ellos, y es que, definitivamente, todos y cada uno de esos “pelitos” tienen una función especial; sin embargo, esto no quiere decir que vivir sin ellos sea algo para morirnos… ¡Al contrario!

La cera, las máquinas depiladoras y la depilación láser, son técnicas que se han venido utilizando para eliminar el vello de los cuerpos femeninos (y masculinos en algunas ocasiones); sin embargo, muchos de ellos pueden causar molestias e irritaciones en la piel; por eso te presentamos las mejores maneras de eliminarlos naturalmente… ¡Échales un ojo!

ALMENDRAS

Este aceite es ideal para la salud y belleza de la piel, además de que es un excelente inhibidor del crecimiento del vello; sólo debes aplicar un poco de este aceite con movimientos circulares después de depilartel, de esta forma notarás que la frecuencia de depilación es cada vez menor hasta que logras desaparecer el vello por completo.

AZÚCAR Y LIMÓN

Esta mezcla es excelente para depilar y lograr una piel suave y tersa. Sólo mezcla en un recipiente un limón, una taza de azúcar y taza y media de agua; una vez que esté formada la pasta, aplica sobre la zona con vello. Deja actuar por 10 minutos y con una esponja suave y agua caliente, retira en sentido contrario al crecimiento del vello. ¡Cuidado! Si tu piel se irrita, deja descansar por 10 minutos para continuar con la depilación.

CEBADA

Mezcla una cucharada de este polvo con leche y el jugo de un limón; aplica la mezcla sobre la zona y deja actuar por 20 minutos. Limpia bien con agua tibia y nunca expongas al sol después del tratamiento (te recomendamos que lo hagas antes de ir a dormir). Para que los resultados sean mejores, repite el proceso por lo menos tres veces por semana.

PIMIENTA

Esta receta es excelente para impedir que vuelva a crecer, exclusivamente en las piernas; ¡Cuidado! Nunca la apliques en el rostro. Sólo debes mezclar un poco de pimienta blanca molida con alcanfor hasta formar una especie de pasta, agregar unas gotitas de aceite de parafina y aplicarla sobre tus piernas. Deja actuar durante 15 minutos y retira la pasta con ayuda de un paño húmedo; lava tus piernas con agua fría y coloca un poco de crema humectante.