Inicio»Cultura»Un buen regaderazo

Un buen regaderazo

0
Compartidos
Google+

¡Ah, la ducha! Puede despertarte, calmarte o relajarte el cuerpo, y todo comienza en el momento en que pones un pie en el agua. Pero: ¿prefieres un chorro lleno de energía, uno suave tipo aguacero o uno de masaje pulsante? Con tantas opciones, ¿cómo puede encontrar la ducha mejor adaptada a sus necesidades?

Cabezales fijos

Como la opción más popular para la ducha, el cabezal fijo se conecta a la pared o al techo. Hay cientos de diseños novedosos que le dan la opción de crear ya una sensación tipo hidromasaje, ya una apariencia contemporánea. La ventaja de estos cabezales es que muchos cuentan con ajustes para diferentes tipos de salida de agua con los que pueden adaptarse a cualquier estado de ánimo.

Duchas tipo aguacero

Como la categoría de más rápido crecimiento, estos cabezales cuentan con difusor ampliado e imitan la apariencia y la sensación de lluvia natural para inducir una vivencia reconfortante. Ya que la mayoría de los cabezales funcionan por gravedad pueden tener un patrón menguado de presión, como el de un recipiente para regar. La presión de agua que proporcionan es a menudo insuficiente aún para enjuagar el shampoo del cabello.

Duchas de mano

Muchos consumidores complementan sus bañeras o sus cabezales de ducha fijos con una ducha de mano. Con frecuencia estas duchas de mano —montadas en una manguera flexible— se fijan a un soporte que puede deslizarse a lo largo de una barra montada en la pared. La combinación de ajuste de altura y de operación manual hace de ésta una instalación adaptable para todos.

Hidromasaje vertical

El hidromasaje vertical combina las características favoritas de la ducha en una sola vivencia increíble. Este tipo de baño ofrece una combinación de ducha de cabezal fijo con rociadores laterales orientables e incluso con una ducha de mano. Los rociadores laterales orientables pueden orientarse en cualquier dirección para envolver al usuario integralmente, una experiencia en verdad tonificante para todo el cuerpo.

Al evaluar las opciones de baño de hoy, no se conforme con lo básico: añada algún lujo. Después de todo, los duchazos son para refrescar el cuerpo y relajar la mente.

Noticia anterior

Ambulancias Cruz Roja, en condiciones precarias

Siguiente noticia

Susana Vital de Ruiz celebra un año más de vida