Inicio»Cultura»La mitad de los mexicanos tienen caspa

La mitad de los mexicanos tienen caspa

0
Compartidos
Google+

Si sufres comezón en el cuero cabelludo, descamación fina (como talco), irritación en la piel, desprendimiento de diminutas placas blancas (como talco), puede tratarse de caspa, cuyo nombre científico es Pityriasis capiti.

Se piensa que la caspa se debe a la falta de higiene; sin embargo, existen muchos factores que influyen en la aparición de la misma, señala el dermatólogo Marco Antonio Navarro.

Este problema afecta más o menos a la mitad de la población y se ha comprobado que se produce cuando se combinan tres factores: propensión genética, presencia de cebo en el cuero cabelludo, presencia de los hongos causantes como el Pityrosporum oval o melassezia globossa, estrés o cuestiones hormonales, por deficiencia de zinc.

Este problema se presenta con mayor frecuencia en hombres, después mujeres adultos y jóvenes.

La caspa puede ser una manifestación cutánea no sólo de un padecimiento cosmético, sino también de otros problemas de salud como diabetes, SIDA o algunas inmunodeficiencias.

De acuerdo con la Federación Mexicana para la Dermatología (FMD), existen dos tipos de caspa, la seca y la gruesa. La primera es la más frecuente, se presenta con escamas finas y que se desprenden fácilmente y ocupa toda la piel cabelluda que ocasiona una comezón moderada.

En tanto, la segunda presenta escamas más grasosas, espesas y amarillas. Es más frecuente localizarlas en la parte frontal de la cabeza que pueden a llegar a formar placas.

Aunque sólo se cree que afecta la cabeza, también puede presentarse en las cejas, la zona T de la cara y el tórax.

El especialista recomienda acudir al doctor en caso de que haya comezón o irritación exagerada o cuando interfiere en el bienestar del paciente por ser un problema persistente, ya que puede evolucionar en formas más graves.

Existen casos en que la irritación es muy severa y si no se atiende de manera adecuada, se puede volver persistente, siendo necesaria la aplicación y administración de medicamentos vía oral para controlar la enfermedad, aunque no implica que se ponga en riesgo la vida del paciente.

El porcentaje de personas con caspa se desconoce debido a que la mayoría está subdiagosticado, es decir, no han recibido un diagnóstico.

 

ALERTAS CON LA PREVENCIÓN

El uso de gorras aumenta la sudoración y el exceso de grasa en la zona; asimismo, el abuso de geles para peinarse o recogerse el cabello mojado, favorecen la aparición del hongo productor de este problema capilar.

En ancianos este padecimiento ocurre por malos hábitos de limpieza del cabello y también es común en los adolescentes y jóvenes.

En los bebés, aunque es poco frecuente, llegan a presentarla y se conoce como costra de leche.

 

MITOS SOBRE LA CASPA

Una de las ideas más difundidas sobre el padecimiento es que es una infección, por lo tanto es contagiosa o transmisible al compartir peines o cepillos; sin embargo, no es así.

Otro mito es que es más frecuente en mujeres que en hombres, lo cual es falso, ya que es más común en el sexo masculino.

Los champús para combatirla contienen agentes agresivos para el cabello. Unos sí, pero no todos, Se recomiendan los que contienen tiritionato de zinc.

Existen varios productos que contrarrestan sus efectos. Una marca cuenta con ampolletas que beneficia al cabello.

Si hay inflamación exagerada del cuero cabelludo y pérdida, no es caspa.

Noticia anterior

En pos de refugios para combatir trata

Siguiente noticia

La ONU implacable: México reprobado en Derechos Humanos