Tribuna Campeche

Diario Independiente

Congelar la fruta durante tres años

Ahora es posible congelar la fruta durante tres años manteniendo sus cualidades organolépticas y sus nutrientes

Esto es posible gracias a una nueva tecnología puesta en marcha por una empresa catalana que ha colaborado con la Universidad Politécnica de Cataluña creando la spin-off Nice Fruit.

Nice Fruit trabaja con un nuevo sistema tecnológico con el que por primera vez, se puede preparar y congelar la fruta durante tres años, según afirman, manteniendo todas sus características organolépticas y propiedades saludables. El sistema trabaja mediante un proceso físico que permite la congelación tras la recolección y procesamiento, sin utilizar ningún componente químico.

Según los responsables de Nice Fruit, son muchos los beneficios a considerar con su sistema, se podrá enviar fruta y verdura producida a nivel local lista para su consumo, a cualquier país del mundo y en cualquier época del año.

Asegura que se podrán estabilizar los precios de frutas y verduras, los excedentes de una cosecha podrán ser congelados si los precios son demasiado bajos, se podrán congelar frutas y verduras para uso industrial almacenándolas sin riesgo a que pierdan sus propiedades, ya que se han recogido en el punto óptimo de maduración.

La empresa explica que prácticamente toda la fruta que hoy en día se comercializa en los mercados internacionales, se ha recogido cuando el grado de maduración ha alcanzado como máximo el 55 por ciento, es decir, se ha recolectado en verde.

Este es el modelo actual que permite poder exportar frutas a otros países del mundo (alimentos kilométricos). Evidentemente las cualidades organolépticas no son las mismas, tampoco la cantidad de nutrientes. Con el sistema de congelación de frutas propuesto, la recolección se puede realizar cuando las frutas alcanzan el 90 por ciento del grado de maduración, con ello se logra mayor calidad organoléptica y nutricional, estas frutas son procesadas y congeladas en un plazo máximo de 18 horas tras su recogida.

Otros beneficios que destaca la empresa además de la estabilización de los precios o la exportación a cualquier país del mundo sin que el tiempo sea un impedimento, son las mermas, con el sistema propuesto éstas se reducen a un cero por ciento desde su recolección hasta que alcanzan la mesa del consumidor. Con el sistema tradicional, el proceso de mermas pasa por distintas etapas, un 10 por ciento durante el traslado del país de origen al país de destino, otro 10 por ciento desde el país de destino a los distribuidores, otro 10 por ciento más desde el traslado de los distribuidores a los supermercados, finalmente se suma otro 10 por ciento desde los supermercados a la mesa del consumidor. Por tanto, de un cargamento de 100 toneladas de frutas enviado desde un país, se ha perdido un 40 por ciento, reduciéndose a sólo 60 toneladas lo que llega a la mesa del consumidor.

Nice Fruits asegura que va a revolucionar el mercado alimentario con esta tecnología que mediante un tratamiento físico basado en el aire, logra congelar la fruta sin que se rompa la estructura molecular.