Inicio»Cultura»Drogadicción, doble riesgo para diabéticos

Drogadicción, doble riesgo para diabéticos

0
Compartidos
Google+

El consumo de drogas, ya sea legales (alcohol o tabaco) o ilegales (como marihuana o cocaína) entre otras, representa un grave riesgo para la salud de la población en general, pero para los pacientes que viven con diabetes las afecciones son más severas.

A respecto, la psicóloga Guadalupe Águila Medina, experta en adicciones de la Universidad de las Américas señala que “cualquier droga altera la atención y percepción mental, lo que provoca una falta de auto control, y los pacientes con diabetes deben estar conscientes para mantener su salud en condiciones óptimas y bajo el efecto de las drogas no es posible conseguirlo”.

Por otra parte, la subdirectora de Hospitalización y Proyectos Clínicos, del Centro de Integración Juvenil (CIJ), Laura Margarita León León comenta que “el uso de las drogas puede acusar una descompensación; por ejemplo, los narcóticos estimulantes quitan el hambre en un primer momento, por lo que la persona con diabetes deja de ingerir nutrientes y calorías necesarias, y cuando suspende el uso del narcótico viene el `rebote´ y come en exceso, lo cual provoca un desequilibrio en el organismo”.

Cabe mencionar que entre los efectos causados por el uso de cualquier droga destacan síntomas como somnolencia, alteración de la atención, desorientación, inconsciencia, hipotermia, irritabilidad, depresión o psicosis, que en casos drásticos pueden llegar a un estado de coma y en pacientes con diabetes las consecuencias de estas alteraciones representan un riesgo mayor.

La especialista explicó que de 2008 a 2013, según sus propios análisis epidemiológicos, creció 15 por ciento el consumo de marihuana, al pasar la prevalencia de 70.3 a 85.4 por cada mil entre menores y jóvenes.

El reporte epidemiológico establece también que el “consumo de metanfetamina y heroína presenta prevalencias superiores a la media nacional. Esta última registra un notable incremento después de 2006, alcanzando su mayor nivel en 2012, con 19.3 por ciento”.

En todo el país “el consumo de la marihuana se mantuvo relativamente estable entre 2010 a 2011, pero se disparó casi 20 por ciento entre 2011 y 2013, al pasar de 69.7 por ciento a 89.6 por ciento. Desde 2013 es la droga más consumida”.

 

ATENCIÓN A QUIEN LO NECESITA

A decir de la psiquíatra León Léon, los tratamientos para el combate contra las adicciones que el CIJ lleva a cabo existen dos modalidades: consulta externa, la cual consiste en tratar al paciente mediante citas programadas, así como actividades dentro del plantel; la otra es la hospitalización, donde deben quedarse a dormir, y que es donde entrarían los pacientes diagnosticados con diabetes, debido a su padecimiento.

El uso de sustancias legales e ilegales aumenta entre la población más joven y las consecuencias no son únicamente para el usuario de drogas, lo que representa un serio problema tanto en el núcleo familiar como en el plano social por lo que se ha convertido en un tema de salud pública. Actualmente existen diversos lugares que brindan apoyo como es el Centro de Integración juvenil, el cual cuenta con sedes en toda la República Mexicana.

Yadira Becerril Lara

Noticia anterior

Reyes Magos, Rosca de Reyes y chocolate en la Estación Mágica

Siguiente noticia

Scarlett Johansson regresa a la acción