Inicio»Copa del Mundo»Ochoa y sus ocho años de espera para jugar en Copa del Mundo

Ochoa y sus ocho años de espera para jugar en Copa del Mundo

0
Compartidos
Google+

SANTOS, Brasil.— De forma contraria en que las nubes se apoderaban del cielo de esta ciudad, el panorama se aclaró para Guillermo Ochoa, quien se perfila para ser el portero titular de México en la Copa del Mundo Brasil 2014.

De este modo se encuentra al acecho de ver cristalizado ese sueño de defender el arco tricolor en un máximo certamen futbolero, el cual se le ha negado desde hace ocho años.

La espera del elemento surgido de América ha sido larga y hasta se pude calificar como difícil, ya que hace apenas unos meses, inclusive sólo algunas semanas, las preferencias del técnico del Tri, Miguel Herrera, parecían inclinarse por completo hacia José de Jesús Corona.

Herrera conoce perfectamente a Corona, ya que lo dirigió en Estudiantes Tecos, lo cual le daba un poco de ventaja, debido a que el guardameta sabe la manera en que le gusta jugar al estratega, por lo que también se acopló muy bien en ese periodo.

Dicha situación ponía al portero e Cruz Azul por encima de Ochoa y de Alfredo Talavera, sin embargo, Memo parece que le ha ganado esa carrera, que no empezó de hoy, sino que tiene una historia bastante larga.

Ahora a ocho años de su primera experiencia en Copa del Mundo, el portero jalisciense se perfila para defender la portería del Tri el próximo viernes en el juego ante Camerún, en el debut del equipo en Brasil 2014.

 

ORIBE, MUY ASEDIADO

No juega en Europa, no tiene la popularidad global de Javier “Chicharito” Hernández, pero en Brasil es uno de los jugadores más asediados por los medios locales. Es Oribe Peralta. Nadie los culpa. Después de todo, Peralta fue verdugo de los brasileños en la final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Su gol, a los 28 segundos, le dio rumbo a la final y luego agregó uno más a los 75 minutos, para darle la medalla áurea al Tri.

“Me estoy dando cuenta de lo popular que soy por aquí”, dijo Peralta al final de la práctica de México en el Centro O’Rei del Club Santos.

“Me gusta que me conozcan, es una buena señal, creo, pero no es lo más importante”, añadió el risueño artillero de la Selección Mexicana, quien últimamente ha batallado con la puntería.

Peralta sabe que por ahora debe concentrarse en ganarse el puesto de titular, porque Hernández ha lucido más en los amistosos.

“La competencia está en todos los puestos, no sólo en el mío, es algo sano para todo el grupo, no me quita el sueño”, comentó El Hermoso, convencido de la capacidad de un equipo mexicano que pretende convencer en cuanto inicie el certamen.

Aunque sabe que es temido por los brasileños, Peralta no quiere adelantarse y por ahora se concentra en Camerún. Sólo eso.

Noticia anterior

Reconen la labor del gobernador

Siguiente noticia

Dos ahorcados más