Tribuna Campeche

Diario Independiente

Mourinho cuestiona cambios de Sabella en la final

MÉXICO, DF.— El entrenador José Mourinho cuestionó ayer los cambios que realizó el seleccionador argentino Alejandro Sabella en la final de la Copa del Mundo Brasil 2014.

“Me gustaría saber la razón por la que (Ezequiel) Lavezzi se quedó en el vestuario en la segunda parte. Tengo que creer que es por alguna lesión. Cuando Lavezzi salió, Sabella, por alguna razón, cambió el sistema”, planteó el DT del Chelsea.

En tiempos extra, la albiceleste cayó 0-1 ante Alemania para fracasar en su intento de levantar la Copa en el mítico Estadio Maracaná. Algunas miradas fueron a parar en Lionel Messi; sin embargo, para Mourinho la “culpa” de la derrota fue del entrenador.

“En la primera parte Argentina jugó con dos líneas de cuatro, con Enzo Pérez cerrando a (Philipp) Lahm en un lado y a Lavezzi cerrando en el otro lado y además avanzando.

“Argentina estaba tan cómoda, que Messi podía caminar mientras el resto del equipo estaba en plena acción defensiva, para que cuando recuperaban el balón él tuviese las piernas frescas y la energía para hacer la diferencia, pero Sabella cambió el sistema, Lavezzi estaba jugando abierto y puso en su lugar a Agüero”, reseñó.

Ante esto, el ex técnico del Real Madrid no dudó en defender al goleador del Barcelona, quien también fue criticado por recibir el Balón de Oro: “Para nada puede ser el chivo expiatorio. Creo que en la primera parte tuvo fantásticas opciones”.

“Messi se sacrificó por su equipo. Quiere más ganar que ser el mejor. Le vi jugando en zonas que no son sus zonas. Bajando a recibir el balón, teniendo que superar luego dos o tres líneas de contrarios, intentando crear para que su equipo marque”, puntualizó.

Continuó, “Messi jugó por su selección, por su equipo, y no todos los que han estado en esta competición pueden decir lo mismo”, atajó.

Mourinho se mostró emocionado por lo que deparará la Copa del Mundo Rusia 2018. “Cuatro años en el fútbol es mucho tiempo, puede pasar de todo”, argumentó.

“Siento curiosidad por ver a las grandes potencias del fútbol que dejaron Brasil con muy mala imagen. Quiero ver cómo reaccionan, qué dirección y qué filosofía toman Brasil, Italia, España, Inglaterra. Después de eso, creo claramente que los jugadores de Francia y Bélgica estarán en sus mejores años. También Alemania”, concluyó.