Tribuna Campeche

Diario Independiente

Muere Salvador Martínez, el padre de “Súper Chivas”

Su nombre significó esperanza, cuando en 1993 irrumpió en la historia de Chivas: Salvador.

GUADALAJARA, Jalisco.— Su nombre significó esperanza, cuando en 1993 irrumpió en la historia de Chivas: Salvador. El Guadalajara atravesaba una de las peores crisis económicas de su existencia y el licenciado Martínez Garza apareció para corregir el rumbo, al negociar con la directiva para rentar al equipo de Primera División por 10 años. La mañana de ayer falleció el hombre que rescató en ese tiempo al Rebaño Sagrado.

Surgió de su mano la Promotora Deportiva Guadalajara. Y lo primero que hizo fue “reventar” el mercado nacional, al pagar cantidades hasta ese entonces nunca vistas por futbolistas como Alberto Coyote, Carlos Turrubiates, Missael Espinoza, José Manuel “Chepo” de la Torre y Alberto ‘Guamerú’ García. Nacieron las llamadas Súper Chivas. Salvador Martínez Garza fue su padre.

En las siguientes temporadas fomentó la política de contratar figuras como Ramón Ramírez, Daniel Guzmán, Luis García, Claudio Suárez o Carlos Hermosillo. Sólo en la recta final de su administración, el dinero escaseó y los grandes nombres desaparecieron de la nómina rojiblanca, hasta que en 2002, todavía con el contrato de arrendamiento vigente, acordó la entrega prematura del equipo a Jorge Vergara, quien acaba de comprar la institución.

Su gestión dio al Rebaño Sagrado la décima estrella, en el Torneo de Verano 1997, cuando en la final goleó a Toros Neza. Ese fue su único título. También se recuerdan de él polémicas como la venta de Ramón Ramírez, en contra de su voluntad al América, acérrimo rival. Ayer, el ex dirigente dejó de existir y Chivas ha manifestado de inmediato su luto.