Inicio»Deportes»Gran retorno de la motonáutica

Gran retorno de la motonáutica

0
Compartidos
Google+

Saliéndose de su rutina dominical de reunirse y quedarse en casa, decenas de familias campechanas de todos los estratos sociales llenaron de vida ayer un largo tramo del malecón, desde el obelisco de los Marinos hasta Torres de Cristal, para presenciar y sentir la adrenalina de la velocidad y rugido de los motores de las lanchas que compitieron en la segunda y última jornada del Gran Premio Campeche Motonáutica “Álvaro Gutiérrez González”.

Fue un auténtico “lleno hasta las sombrillas”, el artículo más usado para protegerse del inclemente sol que baño la capital del Estado después del mediodía, con lo que los campechanos de todas las edades presentes en el espectáculo, desde bebés hasta abuelitos, patentizaron su aceptación al evento que fue posible gracias al apoyo del gobernador del Estado, Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, y que dejó un grato sabor de boca.

Por unas horas los campechanos se olvidaron de la fiebre televisiva del fútbol por la Eurocopa y la Copa América “Centenario” para darse un baño de sol que bien valió la pena al presenciar un espectáculo sin igual en las apacibles aguas de la bahía.

Después de llenarse las diez gradas metálicas y los toldos que se instalaron para presenciar el evento, el borde del malecón se convirtió en la mejor tribuna de muchas familias para seguir a los bólidos del mar.

Hubieron casos especiales, como el de una señora que respiraba artificialmente y su familia le llevó un tanque de oxigeno conectado al aparato nasal.

En las inmediaciones, un sinnúmero de venteros ambulantes de todos los giros:  comida casera, fritangas, botanas, bebidas rehidratantes, sombreros, globos, sillas plegables de madera, helados y granizados, hicieron su “agosto” en junio; un sobrero tejido para hombre costaba 150 a 200 pesos dependiendo de la calidad del material, un granizado 10 pesos y un minivaso con cacahuates y pepitas 15.

Pese a la multitud, la gente se comportó con orden y respeto, por lo que la presencia policiaca fue más bien de carácter preventivo.

Así transcurrió el exitoso retorno de la motonáutica a Campeche, que además de dinamizar la economía informal y formal con la derrama turística que tuvo la capital del Estado, le llenó la pupila a los miles de campechanos que revivieron con nostalgia ediciones pasadas y vieron cristalizado uno de sus mayores anhelos con el regreso de la motonáutica.

Noticia anterior

Atiende Codhecam seis casos de tortura

Siguiente noticia

Liberan a madre e hija secuestradas