Inicio»Deportes»La inactividad afecta más al atleta con discapacidad

La inactividad afecta más al atleta con discapacidad

1
Compartidos
Google+

“La inactividad prolongada por el coronavirus afecta a todos los deportistas, pero los efectos son más graves en los atletas que padecen alguna discapacidad, pues en comparación a los convencionales, requerirán el doble del esfuerzo para alcanzar las óptimas condiciones que tenían hasta antes del paro de actividades”.

Consideró lo anterior Raúl Humberto Guerrero Gala, presidente y entrenador de la Asociación de Gimnasia del Estado de Campeche, especialista en deporte adaptado y quien formó parte del cuerpo de entrenadores de la Selección Nacional Paralímpica de Parálisis Cerebral.

Los poco más de 40 días de inactividad y alejados del ambiente común que implica la convivencia y entrenamiento diario con los compañeros e instructores, causa diversas situaciones que pueden afectar en mayor o menor medida los aspectos físico, mental y psicológico; en ese sentido, la afectación podría ser mayor en el deportista que padece alguna discapacidad, dijo.

“Estar tanto tiempo inactivo tiene mayores afectaciones en un deportista con discapacidad que en uno convencional; en el caso de un atleta que está trabajando en un deporte, es una forma de salir adelante y desahogarse de tantas cuestiones que tiene que superar por el mismo encierro, privaciones o una incapacidad.

Y ahora en estas condiciones en las que no tienen atención adecuada, pues dependiendo de la discapacidad que sea, la persona necesita tener una atención dirigida y especializada para ese tipo de problema, y si están encerrados su situación se complica”.

No es lo mismo para un deportista convencional que de por sí le cuesta dar un esfuerzo máximo para superar el problema, que en un deportista con discapacidad, es sumamente más complicado”, consideró Guerrero Gala.

Abundó que esa complicación aumenta por el hecho de que el atleta, o cualquier persona con discapacidad, únicamente cuente con el apoyo de aquellos con los que convive y no del especialista que lo acompaña en algún evento para poder salir adelante; es complicado, pues muchos de esos atletas podrían perder lo ya ganado en cuanto a marcas.

“Pero las personas que atienden a ese grupo vulnerable pueden sacar provecho de la tecnología, además de que contamos con tanta información; podemos levantar el teléfono y/o buscar información para ver cómo manipular y dar atención de terapia en estiramientos, hacer ejercicios de apoyo, trabajar con ellos muchos ejercicios de habilidad mental, hacerlos pensar, hacerlos jugar, mantenerlos activos e integrarlos a las actividades y hacerlos parte de cualquier actividad que se hace en casa, ponerlos a solucionar problemas que los van a ayudar a realizar cualquier tarea”, concluyó.

Noticia anterior

Olla con aceite hirviendo causa conato de incendio

Siguiente noticia

A partir de junio Netflix aumentará sus precios