Inicio»Deportes»Preparación y experiencia del entrenador dan los resultados en deportes

Preparación y experiencia del entrenador dan los resultados en deportes

0
Compartidos
Google+

Parte importante para que una disciplina deportiva obtenga los resultados planificados, es la preparación y la experiencia que pueda tener el entrenador; las formas, conocimientos y tacto son el complemento para ahondar aún más en el éxito que se pueda tener, pues influirán directamente en la relación de trabajo.

En la natación, y en general en todos los deportes, y más cuando se está como instructora enfocada en formar nuevos talentos, lo anterior viene a ser algo que los padres de familia consideran para confiarles a sus pequeños; la confianza que pueda generar el entrenador, es quizás uno de los puntos o primeras impresiones que se evalúan.

Si a lo anterior le agregas contar en su formación con el respaldo de quienes son considerados de los mejores entrenadores en disciplinas acuáticas en la entidad, como es el caso de Rafael Aguilar Alvarado o bien de Román Aguilar Alvarado, padre y tío, respectivamente de Heidy Aguilar Rosito, quien actualmente está enfocada como instructora de natación, en quien converge todo lo señalado anteriormente.

“Soy instructora de natación del municipio de Champotón, pero en estos días hemos trabajado en aguas abiertas en el poblado de Lerma debido a la pandemia del coronavirus, ya que al momento no se cuenta con un protocolo de seguridad en la Unidad Deportiva ‘Las Brisas’ de Champotón, por lo que permanecen cerradas.

En la actualidad se trabaja precisamente en la elaboración de ese protocolo de manera que se pueda reiniciar la actividad acuática, en tanto eso se concreta, laboramos de manera virtual con los niños en aguas abiertas; lo hicimos a través de dos eventos, uno de ellos el “Gran Retto: Nadando México” con sede en Veracruz, y el otro es “Todos al Agua” que organizó “Aguas Abiertas Yucatán”.

En ambos nos fue muy bien como equipo a través de Hijos de Rach, donde también nadaron los niños que entrenan conmigo en Champotón y obtuvimos muy buenos resultados”, recordó la instructora, quien añadió que con ello se intentó dar seguimiento al trabajo que realizaba en Champotón antes de la pandemia.

ANTECEDENTES EN CHAMPOTÓN

Por el hecho de formar parte de una familia que practica aún hoy en día la natación, no sorprende que Heidy esté inmersa en una labor en la que continúa con la formación de nuevos talentos en el considerado el deporte más completo por la injerencia que tiene sobre el cuerpo humano; sin embargo, como todo proyecto que arranca, ha debido sortear algunas dificultades.

“Como ocurre cuando se programa la promoción de un deporte en un municipio, en este caso Champotón, y en particular para la natación, llego a formar parte al proyecto por una invitación que hace Jorge Campos Navarro, entonces subdirector de Juventud y Deporte del municipio; para entonces ya se habían reportado algunos instructores, pero debido a la distancia muchos no pudieron quedarse.

Al final decido aceptar la invitación para integrarme al plan de trabajo, algo que ocurrió en un momento muy complicado, pues no se contaba con el material apropiado, solamente estaba a disposición la alberca, además de la necesidad de elaborar un protocolo que garantizara la seguridad de los usuarios”.

Pese a ello, el proyecto arranca teniendo una plantilla inicial de 102 alumnos; sin embargo, tras varios contratiempos, entre éstos el aspecto económico de Champotón, bajó drásticamente el número de participantes, además de que Aguilar Rosito reconoció que no hubo completo apoyo de las autoridades del municipio; sin embargo, continuó con su labor de entrenar a quienes se acercaron, cumpliendo un año hasta el momento en que cerró sus puertas la unidad como consecuencia de la pandemia.

Eso obligó a Heidy Aguilar Rosito a continuar con quienes decidieron seguir su preparación en la modalidad de aguas abiertas, contando con David Segura y Fernanda González, ambos de la categoría 11-12 años, trabajando el aspecto físico en sus casas con respaldo de sus padres, quienes los llevaron al área de “Cocalitos” en Lerma para tomar parte de los eventos oficiales celebrados en los fines de semana de septiembre a este diciembre, además del profesor Walter Cabrera, triatleta del municipio de Hecelchakán.

GRAN DINÁMICA CON R. AGUILAR

Un aliciente importante para estar inmersa en la natación ha sido su padre, Rafael Aguilar Alvarado, con quien recuerda ha estado apoyándolo desde su adolescencia como auxiliar de natación en los cursos de verano que organizaba el IMSS, adoptando el gusto por la natación al grado que lo ha acompañado en diversos eventos interviniendo como cronometrista, pasando por todas las etapas en la organización de un evento como premiación, oficialía y actualmente como juez de natación y aguas abiertas.

Pero también le ha ayudado a fortalecer el aspecto profesional, ya que además de esas actividades, Aguilar Rosito cuenta con estudios profesionales que le permiten desempeñarse como psicóloga.

“En verdad es un gusto para mí el trabajar con él, es de admirarse todo lo que hace y desarrolla, porque lo hace completamente solo, genera muchas ideas, proyectos muy buenos y principalmente es muy buen líder; es por ello que la gente lo sigue, algo que me ha gustado, además que a través de ello descubrí que trabajar con niños me ha ayudado a desarrollar la parte profesional en el área de psicología, combinándolo con el deporte, haciendo una dinámica muy bonita.

La psicología me ha permitido crear un clima de confianza con los niños al hacer las actividades o ir a los eventos, aprendes a saber qué pasa con cada uno de ellos; no es que esté especializada en la psicología deportiva, pero tener los conocimientos de psicología me ha ayudado a acercarme más a ellos, comprender la dinámica de lo que están viviendo y ayudarlos para que se desarrollen de mejor manera” abundó.

Noticia anterior

Terminan estudios dos mil 300 adultos

Siguiente noticia

Francia detecta primer caso de la nueva cepa de Covid-19