Tribuna Campeche

Diario Independiente

ENFOQUE DEPORTIVO

Da click para más información

Farsa del Indecam

Miguel Carrillo Sosa

A penas en octubre pasado, echando toda la parafernalia de la burocracia por delante y en uno de los primeros eventos que sirvieron de escenario para la presentación del novel director del Instituto del Deporte de Campeche, Francisco Menéndez Botanez, transcurrió lo que llamaron la reactivación de las ligas “Deporte de Todos”, que suponía la celebración de la apertura de los espacios públicos como la Unidad Deportiva “20 de Noviembre”, al designar a Campeche en color verde dentro del “semáforo epidemiológico”.

Es precisamente en estos tiempos de pandemia que la actividad física ha sido recomendada pues es más que sabido que practicar deporte ayuda a mantener un sistema inmunológico fortalecido, desde luego, aplicando y siguiendo todos los protocolos de prevención e higiene.

Resulta un chasco o una farsa la celebración de dicho evento, que reunió a una cantidad importante de deportistas, padres de familia y visitantes, luego de que las puertas del “20 de Noviembre” fueran cerradas a un grupo no mayor de 10 personas que buscaba aprovechar su tiempo libre con la práctica de frontón o básquetbol, y sólo con el aporte de una cuota podrían acceder a un espacio público que ha estado por años a disposición de la sociedad campechana.

La razón principal, justificada a través de un video que circula en redes sociales por parte de autoridades del Instituto del Deporte de Campeche, es que con lo recaudado con esas cuotas se dará mantenimiento a las instalaciones deportivas. Sin embargo, acaso no existe un presupuesto anual que recibe el órgano rector del deporte para atender esta y otras situaciones relacionadas con el deporte amateur.

Lo curioso es que algunos sectores del “20 de Noviembre” lucen en mal estado, como el techado principal de las cuatro canchas de básquetbol que presenta serios daños y queda palpable cuando llueve, como se presentó durante el Curso Internacional de Básquetbol y obligó a niños y al ponente argentino Jorge Alberto Mauro cuidarse de las goteras.

Tras los reclamos de la comunidad deportiva que se expresó en redes sociales, ayer por la mañana los usuarios accedieron sin contratiempo alguno a la Unidad Deportiva “20 de Noviembre”; sin embargo, es ya un precedente de lo que podrían encontrarse deportistas en otros espacios como la alberca “Rafael Rodríguez Barrera” que por estas cuestiones de cuotas y cobros considerados excesivos por el uso, eventos regionales y nacionales de calidad tuvieron que ser cancelados o buscar otros espacios más accesibles para poder llevarlos a cabo.