Inicio»Deportes»¡Que viva el rey!

¡Que viva el rey!

0
Compartidos
Google+

SUMA LEONES QUINTO TÍTULO EN LA LMB

CIUDAD DE MÉXICO (Agencias).— Leones de Yucatán se coronó en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) tras superar por pizarra de 6-1 a Sultanes de Monterrey en el juego siete de la serie del rey, sumando así el quinto título en la historia de la franquicia yucateca.

Yucatán, novena manejada por Roberto Vizcarra, suma una nueva Copa Zaachila a sus vitrinas, como lo hiciera en 1957, 1984, 2006 y 2018; además se quitó el sabor amargo tras ser subcampeón en las dos ediciones más recientes (2019 y 2021), cuando cayó ante Acereros de Monclova y Toros de Tijuana.

Leones, que tuvo que venir de atrás en la eliminatoria tras verse abajo 3-2 y con la desventaja de cerrar fuera de casa, se fajó a la hora buena y desde la primera entrada pegó con doblete del venezolano José Martínez, que llevó a jom a Norberto Obeso.

Y como si fuera una repetición, Martínez volvió al plato en el quinto capítulo, respondiendo con sencillo por el prado derecho para que Obeso timbrara la segunda de los melenudos.

Pero la fiesta del Cafecito Martínez no paró, y para sellar su brutal actuación pegó cuadrangular de tres carreras en la parte alta de la fatídica séptima, llevándose por delante otra vez a Obeso y a Art Charles, poniendo una distancia que desmoralizó a Sultanes, novena que volvió a padecer a la ofensiva.

Todavía en el noveno inning apareció Walter Ibarra para desaparecer la bola por todo el bosque derecho ante los lanzamientos del estelar taponero Neftalí Feliz.

Sultanes respondió tímidamente en la baja de la novena con un cuadrangular de Zoilo Almonte, el único daño que recibió el abridor Henderson Álvarez durante el enfrentamiento, trabajando ocho entradas en las que aceptó una carrera y repartió tres ponches.

Vizcarra no dudó y sacó a su “as” para dar entrada al cerrador Jorge Rondón, quien sacó los tres auts necesarios para la victoria; dominó a Víctor Mendoza con rodado a primera. Vino Orlando Calixte a batear y se fue a dormir calientito con chocolate. La última esperanza era José Augusto Figueroa, quien pegó línea contra la barda, pero en su intento de llegar a segunda no tuvo velocidad suficiente y fue ajusticiado para convertirse en el aut 27 de la noche, llenando de gloria a Leones en casa de un Sultanes que se desinfló a la hora buena.

Noticia anterior

Que indaguen agresión policial

Siguiente noticia

Estoy condenado a morir asfixiado: Ortiz de Pinedo

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *