Tribuna Campeche

Diario Independiente

En las tripas del Jaguar: 07 Febrero 2024

CAMPAÑA SIN LEVADURA.

Aumenta la desesperación entre los operadores electorales de Morena, porque no levanta la candidata de Layda Sansores al Ayuntamiento de Campeche, Jamile Moguel. Han intentado todo para arrimarle simpatías y votos, pero sus encuestas internas confirman que los campechanos no la quieren. Esa campaña que anunciaba que Jamile es igual que Layda fue fatal.

El PAN, preocupado porque la candidata amiga de criminales no levanta, les envió de asesor a Carlos Ernesto Rosado Ruelas, su primer candidato que llegó al Ayuntamiento con el voto ciudadano, pese a que no goza de gran liderazgo. Se reúne con restauranteros, taxistas, lideresas de colonia y líderes sindicales y promete beneficios municipales si gana Jamile, pero condiciona a que primero trabajen en su campaña.

El multipartidista Rosado Ruelas, que después de la Comuna no logró ningún otro cargo de elección popular, se topa con que el voto de castigo crece a diario porque a ese pueblo que promete ayudar, le prometió lo mismo Layda Sansores hace tres años y le dio puro chile. Enorme problema enfrentan los morenos, que aspiran a tomar el control del Municipio sin tener siquiera el del Estado.


SE PROTEGE ABUSO INFANTIL.

De nada sirve que la gobernadora mencione en su programa semanal sus líneas del jaguar para proteger a menores de edad, si su Gobierno, a través de la Fiscalía, protege a depredadores sexuales de varios niños denunciados en la Casa Hogar San Pedro Pescador de Ciudad del Carmen, la cual fue cerrada y desaparecida tras los incidentes. Las citadas líneas del jaguar ¿son para proteger a las víctimas o a los delincuentes?

“Ya basta de tanta corrupción…que el fiscal saque las manos y deje de estar favoreciendo a la familia Juárez… ocultaron y siempre negaron esos abusos, que la Fiscalía deje de ceder a sus caprichos de manera ilegal… hay gente que está protegiendo a estos delincuentes”, denunció molesta, harta y decepcionada de la procuración de justicia, Rocío Meza, madre adoptiva de las niñas mancilladas.

¿Hay complicidad del Gobierno de Layda Sansores? Debe ser que sí, pues en los hechos no se ha detenido a los delincuentes. Han pasado ya más de dos años de las denuncias de abusos sexuales en la Casa Hogar San Pedro Pescador, y la pesadilla de los menores violentados parece que no tendrá fin, al menos en este Gobierno que predica proteger menores, pero no sanciona a sus agresores. Una estrella más al currículum delictivo de Renato Sales.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!