Inicio»Espectáculos»Rogelio Guerra desea morir en el escenario

Rogelio Guerra desea morir en el escenario

0
Compartidos
Google+

MEXICO, DF.– El mexicano Rogelio Guerra señaló que vive un momento de felicidad, porque tras 56 años de dedicarse a la actuación aún sigue vigente en teatro y televisión, además dijo que se esmera por recrear personajes creíbles, para que el público quede satisfecho.

En la actualidad protagoniza la “Tradicional Pastorela Mexicana” que se presenta en Claustro del Instituto Helénico, de la capital del país, espectáculo que celebra el 25 aniversario de ofrecerse al público.

Bajo la dirección de Rafael Pardo, esta puesta en escena con música en vivo, pretende preservar las tradiciones del pueblo mexicano.

En televisión forma parte del reparto de la telenovela “Lo que la vida me robó”, en la que interpreta a “Lauro Mendoza”, un almirante jubilado de la Marina, con aparente carácter recio y firme, pero en realidad es débil y manipulado por su esposa “Graciela Giacinti”, papel a cargo de la actriz Daniela Castro.

“Desde luego que me siento contento de regresar a los melodramas y más por estar en una telenovela con la calidad que se hace. Es un gusto ver el esfuerzo de la productora para que sea una novela diferente a lo que hemos visto”, señaló el actor a Notimex.

A pesar de que esta telenovela es una adaptación del melodrama “Bodas de odio”, que se grabó hace 30 años, esta nueva producción a cargo de Angelli Nesma Medina “toma otra forma y contiene situaciones fuertes e interesantes”.

En esta nueva versión de la historia de Caridad Bravo Adams, Rogelio Guerra es padre de “Montserrat Mendoza”, personificado por Angelique Boyer, y de “Dimitrio”, a cargo de Osvaldo Benavides.

Dijo que se encuentra bien de salud y que tiene nuevos bríos para continuar en la actuación, y aseguró que se esmera por recrear personajes creíbles porque lo que busca es que la gente quede satisfecha con su trabajo.

Noticia anterior

Responden a llamado de auxilio para Oxkuztcab

Siguiente noticia

XV primaveras de Elia Guadalupe Chablé

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *