Inicio»Espectáculos»La risa es el motor del cine mexicano

La risa es el motor del cine mexicano

0
Compartidos
Google+

MÉXICO, DF.– La risa mexicana vende. Basta ver que de las 30 cintas más taquilleras en la última década, 20 son comedias o de humor negro, sumando más de 60 millones de boletos vendidos, arriba del 50 por ciento de asistencia en ese periodo.

Esto significa que al menos cinco de cada diez personas que van a ver filmes nacionales eligen una opción que va de la comedia de acción viva como “Nosotros los nobles” y “La dictadura perfecta”; pasando por las animadas de “Huevocartoon”, hasta juveniles con tintes de risa como “High School, el desafío”.

Los datos son extraídos de reportes otorgados por la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma. Del lado estadunidense, de 2004 a 2014, de las 30 más vistas sólo la mitad, 15, entran en la tabulación, pues varias de ellas tienen que ver con acción, como “Rápido y furioso” o la saga de “Harry Potter”.

“Lo que vemos es que la gente se quiere divertir en el cine y las películas mexicanas han sido opción”, dice Jorge Sánchez, director del Instituto Mexicano de Cinematografía.

El fenómeno de “No se aceptan devoluciones”, comedia dirigida y protagonizada por Eugenio Derbez, ostenta también el segundo sitio de todos los tiempos con 15.2 millones de asistentes, incluyendo producciones extranjeras, sólo por debajo de “Los vengadores”.

Apenas el año pasado, de las 68 cintas locales estrenadas, en el top ten se consolidaron siete títulos del género comedia, entre ellos “Cásese quien pueda” y “Amor de mis amores”.

En 2015 acaba de estrenarse “Malaventura” y mañana  es lanzada “Tiempos felices” en donde se cuenta cómo un joven (Luis Arrieta) intenta deshacerse a toda costa de su novia (Cassandra Ciangherotti) a quien no sabe cómo “cortar”. “Es el tipo de comedia que me gusta y que voy a ver al cine o en la televisión, es no hacerse el chistosito, sino que las situaciones lo generen”, dice Luis Javier M. Henaine, sobrino lejano de “Capulina” y quien ahora debuta en la dirección.

“Estamos acostumbrados a ver películas de que todo el mundo esté en busca del amor y de que alguien está solo y nadie lo pela y al final, encuentra a su media naranja; lo que yo quería era algo diferente y creo que todas las personas pasamos por una situación de querer romper con alguien; (es algo) penoso, pero resulta chistoso, aunque en ese momento no lo es”, abunda el realizador mexicano.

Arrieta se ha especializado en el género. Realizó “Paradas continuas”, con la misma Cassandra y después a su personaje en la serie “Paramédicos” se le dieron tintes de comedia. “Un actor debe hacer un esfuerzo por no encasillarse, de no ser el chiste de siempre, y aquí sí es comedia pero mi personaje es menos hiperactivo, hasta con pudor y miedo de no saber cómo decirle a ella que no quiere ya nada”, explicó.

 

Noticia anterior

FGE no ayuda a recuperar bebé

Siguiente noticia

Sistema de “anexos” es eficiente

1 Comentario