Tribuna Campeche

Diario Independiente

Ser papá, experiencia de amor: Cristian

Mis hijos son motivación para hacer las cosas mejor, dice el intérprete

La faceta de padre es una de las más maravillosas, porque está llena de amor pero también de responsabilidad, aseguró el cantante Cristian Castro.

Castro se convirtió en padre en el 2005 de la pequeña Simone, dos años después llegó Mikhail, ambos procreados con la argentina Valeria Liberman, de quien se divorció en el 2009, sin embargo hace un año presentó a su hija Rafaella, fruto de su relación con la colombiana Paola Erazo.

Hoy, Castro dejará los escenarios y el glamour para disfrutar de sus hijos, lo que le provoca una enorme emoción.

“Ser padre para mi cada vez significa mucho más y estoy más consciente de ello. Me han dado mucha vida mis hijos y sigo aprendiendo, aunque sin duda creo que lo que me dejan es mucha belleza dentro de mí”, compartió el intérprete a Notimex.

Apuntó que a su consideración los hijos siempre te hacen mejor persona por dentro y por fuera, además de que le dan sentido y continuidad a tu vida, “son motivación para hacer las cosas mejor cada día”.

Sonriente, no cesó en halagos para sus hijos, “cuando eres joven estás en otras cosas, pero hoy puedo decir que estoy feliz con esta etapa y la disfruto”.

Comentó que debido a su trabajo pasa mucho tiempo fuera, sin embargo trata de convivir con ellos lo más que puede, “el tiempo no se recupera, pero saben que los amo”.

“Tengo a mi niña de 10 años y mi hijo de 8, con los que no pasé mucho tiempo, por diversos motivos, pero ellos también siempre están presentes en mi vida y pensamientos”, compartió el llamado “Gallito feliz”.

“Trató de ser un padre que está presente y aunque el compromiso artístico es importante, trato de darme espacios”, comentó Castro, quien dijo “que aunque sea difícil de creer acudo a las citas escolares”.