Inicio»Espectáculos»Festival de Jazz cierra con broche de oro

Festival de Jazz cierra con broche de oro

0
Compartidos
Google+

El artista homenajeado de la XX edición del Festival Internacional de Jazz,  Eddie Palmieri, recibió un reconocimiento a su trayectoria de manos del secretario de Cultura, Delio Carrillo Pérez, en representación del gobernador del Estado, Carlos Miguel Aysa González, durante el concierto musical que ofreció al público nacional e internacional en el Centro Internacional de Convenciones y Exposiciones Campeche XXI.

Carrillo Pérez acompañado de Alejandro y Rodrigo Mora, integrantes del grupo campechano Xamán, entregó el reconocimiento al compositor y pianista Eddie Palmieri, quien cerró con broche de oro el tradicional festival, que reunió a destacados jazzistas internacionales, nacionales y locales como la cantante ganadora del Grammy, Catherine Russell, la prestigiada banda Paté de Fuá, el grupo mexicano contemporáneo Jazz House Collective y la tradicional banda New Orleans Spice Brass Band.

Carrillo Pérez agradeció al público por asistir a estos conciertos, presentaciones y actividades gratuitas, que ayer concluyeron con un gran concierto que cautivó a todos los espectadores.

Con los temas “Vida”, “Adoración” y “Libertad”, el homenajeado deleitó al público que disfruto de sus melodías por casi dos horas.

El pianista es oriundo de Harlem y criado en el Bronx. Ha obtenido 10 premios Grammy y es reconocido como uno de los mejores pianistas de los últimos 60 años, y cuya forma de tocar fusiona hábilmente el ritmo de su herencia puertorriqueña con la complejidad de sus influencias de jazz.

El compositor aprendió a tocar el piano a una edad temprana y los 13 años se unió a la orquesta de su tío tocando timbales. Su carrera profesional como pianista despegó con varias bandas a principios de la década de 1950, incluyendo a Eddie Forrester, Johnny Segui y la popular Orquesta Tito Rodríguez.

En 1961, decide formar su propia banda, La Perfecta; que presentaba una línea de frente poco convencional de trombones en lugar de las trompetas habituales en las orquestas latinas. Esto creó un sonido innovador que mezclaba el jazz estadunidense con los ritmos afrocaribeños, sorprendiendo tanto a críticos como a fanáticos.

Con su estilo poco convencional lanzó en 1970 Harlem River Drive, un sonido de forma libre que abarcó elementos de salsa, funk, soul y jazz.

 

Noticia anterior

Festejan a Sofía Vázquez

Siguiente noticia

Portada